Un profesor decapitado en presunto ataque terrorista cerca de París

Noticias destacadas de El Mundo

El profesor de historia mostró caricaturas de Mahoma durante una clase sobre libertad de expresión, según indican medios locales. “Nuestro compatriota fue víctima de un ataque terrorista islamista”, dijo el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Un profesor de historia, que al parecer mostró caricaturas de Mahoma durante una clase sobre libertad de expresión, fue decapitado este viernes cerca de París, y su presunto atacante fue abatido por la policía.

Este asesinato se produce tres semanas después de un ataque con cuchillo cerca de las antiguas oficinas de la revista Charlie Hebdo, que publicó en su momento esas caricaturas, en la capital francesa.

Ver más: ¿Quién está detrás del ataque cerca a la antigua sede de la revista Charlie Hebdo en París?

La víctima fue decapitada en plena calle, cerca de la escuela donde trabajaba, en Conflans-Sainte-Honorine, una pequeña localidad de 35.000 habitantes ubicada a 50 kilómetros de París. La fiscalía nacional antiterrorista abrió una investigación por “asesinato en conexión con una empresa terrorista” y “asociación criminal terrorista”.

El ministro del Interior Gérald Darmanin, que estaba en Marruecos, decidió volver a París inmediatamente y ordenó crear una unidad de crisis. Por su parte, el presidente Emmanuel Macron se estaba dirigiendo al lugar del ataque, indicó el palacio del Elíseo.

“Uno de nuestros conciudadanos fue asesinado porque enseñó, enseñó a sus alumnos la libertad de expresión. Nuestro compatriota fue víctima de un marcado ataque terrorista islamista”, dijo Macron.

Los hechos

La policía de la localidad de Conflans Saint-Honorine fue alertada por la presencia de un individuo sospechoso que merodeaba por una escuela, indicó la fiscalía antiterrorista de París.

Al llegar, la policía descubrió a la víctima decapitada a 200 metros de la escuela. Trataron de detener a un hombre que llevaba un cuchillo, pero éste los amenazó, por lo que los agentes le dispararon.

El presunto autor, cuya identidad no han filtrado aún, murió, indicaron a la AFP fuentes judiciales. Antes de ser abatido gritó “Alá es el más grande”, según indicaron fuentes de la investigación. La policía estableció un perímetro de seguridad y se llamó al servicio de desminado ante la sospecha de que el hombre pudiera llevar un chaleco explosivo.

La conmoción y la incomprensión dominaban entre los vecinos con los que la AFP pudo hablar. Describieron al barrio en el que ocurrió el ataque como “tranquilo”.

En pleno juicio de Charlie Hebdo

El ataque levantó una ola de indignación de los responsables políticos. “Es la República la que está siendo atacada”, reaccionó el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer.

En la Asamblea Nacional, los diputados se pusieron de pie para “saludar la memoria” del maestro y denunciar un “ataque abominable”.

Este ataque se produce tres semanas después de un ataque con cuchillo perpetrado por un paquistaní de 25 años cerca de las antiguas oficinas del semanario Charlie Hebdo, en el que dos personas resultaron heridas.

El autor de ese ataque islamista había dicho a los investigadores que quiso vengar la publicación nuevamente de esas caricaturas por parte de Charlie Hebdo, a inicios de septiembre.

Ver más: La polémica pelea de Macron contra el “islamismo radical”, explicada

Fue por esta misma razón que el semanario fue atacado en enero de 2015 por dos yihadistas que masacraron a gran parte de su redacción, incluyendo algunos de los caricaturistas más célebres de Francia.

Bajo el título “Tout ça pour ça” (“Y todo por esto”), Charlie Hebdo decidió volver publicar las caricaturas en ocasión del juicio de los atentados de enero de 2015, que se celebra actualmente en París.

En respuesta miles de manifestantes habían protestados en varias ciudades de Pakistán contra Charlie Hebdo y Francia.

Al Qaida también había amenazado con atacar nuevamente la redacción del semanario satírico, que tras los ataques de 2015 se mudó y mantiene bajo secreto su nueva dirección.

Desde la ola de ataques yihadistas sin precedentes que comenzó en 2015 en Francia y que causó la muerte de 258 personas, se han perpetrado varios ataques en todo el país.

Comparte en redes: