Un supermercado en Texas dejó a sus clientes llevar alimentos sin pagar por crisis energética

Noticias destacadas de El Mundo

En medio de las noticias malas en Texas por la ola de frío polar que afecta a millones de personas, un supermercado permitió a sus clientes llevar los alimentos sin pagar por la falta de electricidad.

Los últimos días en Texas (Estados Unidos) han sido críticos. La histórica ola de frío polar que tiene desde hace días a millones de personas sin agua potable y electricidad causó estragos en el sur y centro del país esta semana, cobrándose la vida de al menos 40 personas, según medios nacionales. Pero en medio del caos se han vivido escenas de solidaridad que se han viralizado en redes sociales, como la ocurrida en el súpermercado H-E-B, en el suburbio de Leander. En el momento del primer apagón las personas quedaron bloqueadas pensando que no alcanzarían a llevar sus alimentos, pero se sorprendieron cuando les dijeron a todos y todas que podían llevarlos así no tuvieran efectivo para pagarlos.

El evento despertó un colectivismo insospechado en el suburbio y ya ha sido replicado por numerosos medios locales como The Washington Post o el Houston Chronicle, que afirmó: “¿Por qué H-E-B se enfrenta a una crisis cuando el gobierno de Texas no lo hace?”.

El tema no es de poca monta, teniendo en cuenta que una de las mayores críticas es la poca efectividad de las autoridades frente a un hecho nunca antes visto. De hecho, Percy McGee, un residente de Houston, otro lugar azotado por la tormenta, calificó su nivel de frustración en “10” mientras esperaba su turno en el Delmar Stadium de la ciudad, que se ha convertido en un sitio para conseguir agua embotellada. Estoy muy frustrado. Soy diabético. Estoy hospedando a un diabético de 94 años. No hemos tomado ningún medicamento. Nada”.

Puede leer: ¿Fue el Green New Deal el culpable de la crisis energética en Texas?

“El país ha pasado por mucho en este último año y medio más o menos, ¿verdad? Desde marzo pasado, supongo. Mucha división, muchas cosas sucediendo, y además de esto, aquí en Texas, tenemos este clima ... No están listos para esto “, dijo Tim Hennessy, un hombre que estaba en el supermercado, al Washington Post. Además, el hombre cree que el éxito de haber contado la historia se debe a que los estadounidenses necesitan noticias positivas en medio del caos.

Además, el medio estadounidense asegura que Hennessey contó como “en el estacionamiento de H-E-B el martes, pudo notar que otros compradores también estaban conmovidos. Los carros se atascaban en el hielo y la nieve. Los comestibles estaban cayendo. Pero la gente empezó a aferrarse a los bolsos de otras personas. Al ver a una anciana luchar nerviosamente para poner en marcha su automóvil, las ruedas giraban sobre el hielo. Hennessy dice que él y un par de hombres empujaron el vehículo hacia adelante”.

Aunque trabajadores de la tienda se limitaron a decir que la historia había sido real, otros clientes afirmaron que habían podido llevarse sus alimentos sin pagar por la falta de electricidad y que después consignaron la plata que debían. El caso recuerda lo importante de los gestos de solidaridad en tiempos difíciles.

Comparte en redes: