Varios países alertan sobre la gravedad del anuncio de exmiembros de las Farc de retomar las armas

La ministra de gobierno de Ecuador, María Paula Romo, tildó de "gravísimo" el anuncio de alias "Iván Márquez" de retomar las armas. España tilda la decisión de "flagrante violación" al Acuerdo de Paz. Organizaciones internacionales se declaran muy preocupadas.

Imagen tomada del video en el que un grupo de exmiembros de las Farc anuncian que retoman las armas en Colombia.AFP

Iván Márquez, exnúmero dos de la disuelta guerrilla de las FARC cuyo paradero era desconocido desde hace más de un año, reapareció en un video vestido de verde militar anunciando que retomó las armas junto con otros jefes rebeldes que se apartaron del acuerdo de paz en Colombia.

"Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (cuna histórica de la rebelión armada) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión", señala Márquez acompañado de Jesús Santrich, prófugo de la justicia, en la grabación divulgada el jueves en Youtube.

Ver más: "Iván Márquez", "Santrich", "El Paisa" y "Romaña" vuelven a la guerra

El anuncio despierta preocupaciones en varios países. 

La ministra ecuatoriana de Gobierno, María Paula Romo, tildó este jueves de "gravísimo" el anuncio del que fuera el número dos de las FARC, alias "Iván Márquez". 

 

 

"Un anuncio gravísimo contra la paz y la seguridad de Colombia con efectos en Ecuador y la región", escribió Romo en su cuenta de la red social Twitter.

El Gobierno español condenó también "firmemente" la decisión de un grupo de excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 

En un comunicado, el Ministerio español de Exteriores precisa que esa decisión constituye una "flagrante violación" del Acuerdo de Paz de 2016 y subraya que "en ningún caso, la violencia constituye una vía legítima para la defensa de las ideas políticas".

España reitera su firme compromiso y apoyo al proceso de paz en Colombia y a los esfuerzos que está llevando a cabo el Gobierno de Iván Duque y la sociedad colombiana para acabar con la violencia, añade la nota.

Asimismo, manifiesta su plena confianza en los mecanismos previstos en el Acuerdo de Paz para la plena reincorporación a la vida civil y política de los excombatientes de las FARC.

Según el Ejecutivo español, la decisión de los excombatientes de las FARC no puede poner en cuestión "el gran logro colectivo que para la sociedad colombiana supuso poner fin a más de cincuenta años de conflicto armado".

Retomando las armas, "los infractores del Acuerdo de Paz se sitúan fuera de la legalidad", por lo que España continuará ofreciendo todo su apoyo a Colombia en sus esfuerzos por lograr la plena aplicación de la ley y el Estado de Derecho, y el respeto a la democracia.

Embajada de EE. UU. y la ONU

La Embajada de Estados Unidos en Colombia repudió el hecho. "La Embajada de EE. UU. repudia enérgicamente los recientes llamamientos para que se vuelva al conflicto y la violencia del pasado en Colombia. Estados Unidos ratifica su firme apoyo al Gobierno de Colombia en su determinación de implementar el acuerdo de La Habana y asegurar la paz justa y duradera que el pueblo colombiano merece. Las instituciones democráticas han sido y siguen siendo cruciales para ese esfuerzo. Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo uno de los socios más fuertes de Colombia. La implementación exitosa del acuerdo de paz es vital para el progreso sostenible en seguridad, estabilidad, la lucha contra el narcotráfico, el fortalecimiento de los derechos humanos y el desarrollo económico".

Naciones Unidas afirmó que "no hay ninguna justificación para la vuelta a las armas" en Colombia, y aseguró que "nadie quiere ver retroceder" al país, por lo que llamó a las partes implicadas en el proceso de paz que reafirmen su compromiso en el mismo.

"Insistimos en que no hay ninguna justificación para la vuelta a las armas", aseguró en una rueda de prensa Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, poco después de que varios líderes disidentes de las Farc anunciaran "una nueva etapa de lucha" armada.

Ver más: EE. UU. acusa a Maduro de fomentar la rebelión de los exmiembros de las Farc

El representante de Naciones Unidas aplaudió el "compromiso con la paz que los líderes del partido político de las Farc y la gran mayoría de sus miembros demuestran cada día", y aseguró que la decisión de dejar las armas alcanzada en 2016 fue la "históricamente correcta".

"Seguimos animando y dando la bienvenida a los esfuerzos del Gobierno de Colombia y todas las partes implicadas a implementar un acuerdo de paz, y superar los muchos retos a los que se enfrentan", agregó Dujarric, que señaló que "nadie quiere ver a Colombia retroceder".

Por su parte, la presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa, afirmó a través de su portavoz, Momica Grayley, estar "muy preocupada" por la información de la vuelta a la actividad de las Farc.

"Espinosa cree firmemente que el camino pasado a la paz que tomó Colombia hace unos años fue y es la mejor y más adecuada decisión para continuar con la paz y seguridad y un desarrollo sostenible en el país", aseveró Grayley ante la prensa.

Otras reacciones 

Por su parte José Miguel Vivanco, de Human Rights Watch, calificó la decisión de Márquez como "infame". En su cuenta de Twitter, dijo que "el gobierno colombiano debe redoblar de forma urgente las medidas para asegurar la reincorporación de excombatientes desmovilizados, el fortalecimiento del estado de derecho en zonas rurales y la protección de líderes".

 

 

El embajador de Alemania en Colombia, Peter Ptassek, aseguró que el regreso a las arma en Colombia no tiene futuro. "Los Colombianos necesitan más paz y más desarrollo, no más violencia. Más de 90% de reintegrados y familias tienen nueva vida y no retomarán armas. Ahora más que nunca el acuerdo necesita implementación y apoyo. acompaña".

 

 

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó su "repudio" al anuncio al regreso a las armas de varios líderes disidentes de las Farc.

"Repudiamos el anuncio de grupos disidentes de las Farc de retomar las armas y abandonar los acuerdos de paz. La justicia debe caer sobre ellos con todo su peso", dijo Almagro en su cuenta de Twitter.

Almagro subrayó que "es otro intento de desestabilizar al Gobierno de Colombia y con ello a toda la región".

De otro lado, la Misión de Verificación de la ONU en Colombia condenó "enfáticamente" este jueves el regreso a las armas de un grupo de líderes de las FARC encabezados por el que fuera el número dos de la antigua guerrilla, Luciano Marín, alias "Iván Márquez", y pidió mantener la fe en la paz.

El organismo internacional manifestó en un comunicado que "rechaza y condena enfáticamente el anuncio del rearme de un reducido grupo de excombatientes de las FARC-EP el día de hoy".

"La construcción de la paz es compleja y de largo aliento, y reconociendo el compromiso de las partes, la Misión insta a redoblar los esfuerzos para la implementación integral del Acuerdo Final de Paz", aseveró el organismo.

La delegación de la Unión Europea también se pronunció sobre la noticia. En un comunicado, se señaló que "l compromiso de la Unión Europea con el proceso de paz es y sigue siendo inquebrantable" y se lamentó la decisión de varios ex-activistas de las FARC de retirarse del Proceso de Paz que amenazan "con deshacer el importante progreso realizado en los últimos años".

Sin embargo, la delegación reconoce que es la decisión de un grupo pequeño. "La gran mayoría de los antiguos-miembros de las FARC permanece en el proceso de reincorporación y se compromete a mantener el acuerdo. Y el pueblo colombiano espera que la implementación del acuerdo continúe", declara la delegación.

"La única manera de abordar adecuadamente las diferencias y superar las dificultades en la implementación del acuerdo de paz, un acuerdo valioso y ampliamente exitoso, es a través del diálogo y la participación política. La violencia solo genera más violencia, en detrimento de la población colombiana, que ya ha sufrido mucho. Construir la paz es una tarea que requiere el trabajo diario y la dedicación constante del Gobierno, los excombatientes, la sociedad civil y la comunidad internacional", concluye.

El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) afirmó este jueves en una entrevista exclusiva con Efe que la vuelta a las armas de varios líderes disidentes de las FARC es "un nuevo fracaso para la historia de Colombia".

Mujica, que integró en condición de "notable" junto al expresidente del Gobierno español Felipe González (1982-1996), la comisión que impulsó el acuerdo de paz de Colombia subrayó que lamenta "profundamente" que este proceso se haya frustrado.

"Teníamos temor cuando cambió el gobierno (en Colombia), nosotros estábamos en una comisión de verificación junto a Felipe González, teníamos la responsabilidad cada tanto tiempo de verificar cómo marchaba el proceso y cuando cambió el gobierno nos quedamos sin asunto", lamentó.

En este sentido, Mujica destacó el papel que había jugado el exmandatario colombiano Juan Manuel Santos (2010-2018) porque actuaba "de buena fe" para poder conseguir la paz en su país.

 

878369

2019-08-29T10:02:07-05:00

article

2019-08-29T16:05:31-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Varios países alertan sobre la gravedad del anuncio de exmiembros de las Farc de retomar las armas

99

12432

12531