Algunos requisitos se han flexibilizado

Venezolano: quédese en Colombia (sin que lo estafen)

¿Qué opciones existen para que los inmigrantes venezolanos puedan trabajar y vivir legalmente en el país?

Según Migración Colombia, en el país hay al menos 300.748 venezolanos. / Óscar Pérez - El Espectador

Desde que salieron de sus casas, muchos venezolanos que han llegado al país han sido víctimas de personas que buscan hacer su agosto con la crisis, ya sea ofreciendo métodos para esquivar las enormes filas que aparecen en el camino de los inmigrantes a Colombia o a brindando “ayuda” para realizar trámites que son gratuitos.

Con eso en mente, la profesora Blanca Enríquez abrió, junto con un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma, las puertas del consultorio jurídico de la universidad para todos los venezolanos que soliciten ayuda en busca de resolver su situación migratoria en el país.

(Le puede interesar: Los refugiados, la otra crisis venezolana)

“Los medios presentan mucho el problema de Venezuela, pero no hablan de la solución”, dice Enríquez, quien ya había creado el Centro de Ayuda a la Persona Extranjera para aterrizar a la práctica sus clases de derecho internacional y desde el cual ya se había familiarizado con la problemática de los inmigrantes venezolanos.

Según datos de Migración Colombia, en el país hay al menos 300.748 venezolanos, de los cuales únicamente 47.305 tienen legalizada su situación migratoria. Del resto, 153.443 ya superaron el tiempo de permanencia que les había sido autorizado cuando cruzaron la frontera, y entre 100.000 y 140.000 ingresaron de forma irregular. La magnitud y porosidad de la frontera colombo-venezolana hace pensar que la cifra puede ser aún mayor. Ante esa realidad vale la pena preguntarse qué opciones existen para que los inmigrantes venezolanos puedan trabajar y vivir legalmente en el país.

Permiso especial de permanencia

A muchos empleadores colombianos les da miedo enfrentarse a las sanciones que pueden venir si contratan inmigrantes ilegales. El permiso especial de permanencia no sólo hace posible trabajar, también permite que los ciudadanos venezolanos se matriculen en instituciones educativas colombianas y se afilien al sistema de salud.

El único requisito para adquirirlo es haber ingresado al país antes del 28 de julio de 2017 y que el pasaporte del solicitante haya sido sellado por los agentes de inmigración. El documento permite una estadía de 90 días que se puede prorrogar hasta dos años.

El trámite para obtenerlo es sencillo y gratuito. Hay que visitar la página web de Migración Colombia e ingresar el número de pasaporte, y la página expide un certificado con un código QR que permite verificar su autenticidad.

Visa de trabajo

Lo primero que hay que hacer para obtenerla es ser contratado por una empresa o persona natural. En ambos casos, el contratante debe demostrar con los extractos bancarios de los últimos seis meses que sus ingresos fueron superiores a 100 salarios mínimos mensuales para la empresa o 10 en el caso de la persona natural. Eso les cierra la puerta a muchas de las personas que han conseguido trabajo en pequeñas empresas, como talleres mecánicos o peluquerías.

El otro problema, tanto con la visa de trabajo como con las visas que pueden solicitar los hijos de padres colombianos o los cónyugues de un nacional, es el costo. El precio de los estudios y el visado puede llegar a los US$300, una cifra impensable para muchos venezolanos, espacialmente para quienes llegan al país con sus grupos familiares.

A lo anterior se suma el hecho de que hay personas que llegaron sin pasaporte o el que tienen está vencido o sin las páginas suficientes para cumplir los requisitos para el visado. Esa situación se agrava más si consideramos que el Consulado venezolano no está emitiendo este tipo de documentos.

Hijos de padre o madre colombiana

En el mejor de los casos, las personas que nacieron de padres colombianos en Venezuela fueron registrados en el Consulado. Si ese trámite se realizó, basta con que a la llegada al país se tramite una cédula de ciudadanía colombiana.

Si no se realizó el registro, hay que presentarse en una oficina de la Registraduría con la partida de nacimiento venezolana, la cédula del padre o la madre colombianos y dos testigos que den fe del parentesco. Hasta hace poco se pedía que el registro de nacimiento fuera apostillado, pero como en Venezuela no están apostillando nada, la Registraduría colombiana emitió una circular con la que permite omitir ese requisito.

Solicitud de refugio

Primero se debe tramitar ante la Cancillería el reconocimiento de la situación de refugiado, un trámite gratuito que no necesita de ningún intermediario. Con ese documento se puede pedir una visa de refugio que, además de no tener ningún costo, tiene la ventaja de hacer desaparecer las sanciones que los solicitantes pueden haber acumulado si su estadía en el país excedió el tiempo que les fue autorizado. La declaración de refugiado se puede tardar más de seis meses.

(Le puede interesar: El sufrimiento de los venezolanos que buscan un futuro en Colombia)

También hay becas

Los extranjeros también pueden solicitar en el Icetex becas para posgrados. Los beneficios incluyen los costos de la matrícula y una cuota de manutención. Aunque los requisitos varían, por lo general hay que ser menor de 50 años, tener un título universitario y un promedio académico superior a 4.0. El problema en estos casos es cumplir el requisito de presentar diplomas apostillados, un obstáculo insalvable para muchos venezolanos.

*Nota del editor: En el artículo decía originalmente que el salvoconducto otorgado por la Cancillería permitiría trabajar antes de que se reconozca la situación de refugiado, pero ACNUR aclaró que, mientras está en trámite la solicitud, no se permite trabajar.

Temas relacionados