Venezuela complica envío de remesas y anuncia bloqueo de cuentas en el exterior

Mediante el rastreo de la dirección IP de los clientes, la autoridad bancaria de Venezuela anunció que bloqueará las cuentas que se manejen desde el exterior si no reportan sus actividades a los bancos. Con esta decisión, el gobierno de Venezuela busca que las remesas sean enviadas a través de casas de cambio a una tasa muy por debajo de la del mercado negro.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.EFE

Una nueva decisión económica del gobierno de Nicolás Maduro ha llenado de incertidumbre a los venezolanos que viven en el exterior y que desde afuera envían dinero a sus seres queridos. Este martes, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban), autoridad bancaria de ese país, informó que a partir de la fecha habrá una restricción en el uso de las cuentas bancarias venezolanas de los ciudadanos que residan en el extranjeroo piensen salir del país.

La autoridad bancaria de Venezuela pidió a los bancos informar a sus clientes que, de tener previsto viajar al exterior, deberán notificarles "el lugar o lugares de destino y el período correspondiente" que durará el viaje y así evitar bloqueos en sus cuentas bancarias. "En el caso de ampliar dicho plazo y/o modificar el lugar igualmente debe notificarlo", según una circular de Sudeban fechada ayer y difundida hoy por los medios estatales.

De ese modo, con esta nueva medida si un venezolano intenta acceder desde otro país a sus cuentas bancarias vía internet y sin haber notificado previamente a su banco, el ente en cuestión tendrá la obligación de bloquear la cuenta "de manera preventiva" hasta que el usuario no suministre la información requerida por su entidad bancaria.

Consulte aquí la carta de Sudeban:

 

Carta Sudeban Remesas by El Espectador Internacional on Scribd

 

La protesta no se hizo esperar poco después de que se diera a conocer esta decisión por parte del gobierno venezolano. Algunos expertos afirman que al bloquear las cuentas bancarias de quienes residen en el exterior, también se impedirán los intentos de miles de venezolanos de enviar remesas a Venezuela, obligando a que se haga a través de las casas de cambio oficiales, que ofrecen una tasa más baja que la del mercado negro.

Para gestionar las remesas por casas de cambio oficiales el Gobierno fijó una tasa de cambio de 60 bolívares por dólar, del vigente control cambiario, pero la tasa en el mercado negro está cerca de 100 bolívares por dólar, por lo que muchos de quienes envían dinero a su familia prefieren hacer las transferencias al cambio paralelo.

En Venezuela, a diferencia de otros países, las remesas que familiares envían desde el exterior no entran al país en forma de divisas y para el gobierno es casi imposible controlarlas. La razón de esto es que para estas transferencias los venezolanos en el exterior acuden a intermediarios, con cuentas en varios países, que les garantizan un mayor rendimiento del dinero que envían, pues si lo hacen por los canales oficiales el valor que reciben sus familiares en su país es menor.

Le recomendamos: ​Gobierno de Maduro dice que 89 venezolanos en Perú pidieron su ayuda para regresar

Este intermediario recibe el dinero en moneda extranjera por parte de quienes desean ayudar a sus familiares, inmediatamente este utiliza sus cuentas en bancos de Venezuela para transferir en bolívares a los beneficiarios de las remesas (estas son las cuentas que el gobierno podría bloquear).

Para gestionar las remesas por casas de cambio oficiales el Gobierno fijó una tasa de cambio de 60 bolívares por dólar, del vigente control cambiario, pero la tasa en el mercado negro está cerca de 100 bolívares por dólar, por lo que muchos de quienes envían dinero a su familia prefieren hacer las transferencias al cambio paralelo.

Como no existe una conexión directa entre el banco que está en el exterior y el que está en Venezuela, el dinero nunca ingresa en divisas. Sin embargo, de acuerdo con expertos, el gobierno Maduro lo que busca es que como habrán cuentas bloquedas, entonces los venezolanos no tendrán otra opción que acudir a sus casas de cambios oficiales.

Ronal Rodríguez, del observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, cuestionó esta decisión por parte del gobierno de Maduro, que según el analista "busca centralizar las operaciones para beneficiarse”. Opinión que fue compartida por el economista venezolano, Luis Oliveros, quien señaló a PanAm Post que “para nadie es un secreto que el gobierno busca aumentar el control sobre los venezolanos y la economía venezolana”.

Le puede interesar: ​Iván Duque oficializa la salida de Colombia de la Unasur

Por su parte, el diputado opositor Álvaro Alvarado advirtió que esta decisión puede generar "un gran caos en la economía porque la economía vive de las transferencias y por otro lado va a privar a muchas familias venezolanas de las remesas" que reciben de parientes que viven en otros países.

"Estamos hablando que esos venezolanos se podrían quedar sin sus cuentas que son importantes porque a través de esas cuentas es que ellos con su trabajo, que se ganan 50 dólares, 100 dólares, mandan algo de dinero para sus familias aquí en Venezuela para que se mantengan", dijo ante periodistas según lo citó el PanAm Post.

De hecho, esta situación también impedirá que los venezolanos que se encuentran en el exterior puedan cumplir con sus compromisos en Venezuela, pues muchos de los que emigraron utilizan aún sus cuentas para pagar deudas como pagos de arriendo, tarjetas de crédito, préstamos, etc.

Sin embargo, el superintendente de Sudeban, Antonio Morales, defendió la iniciativa, pues según él, "también se ha implementado en otros países". "El objetivo es incentivar el uso de las casas de cambio, cuya actividad económica precisamente contempla la recepción y envío de remesas desde el exterior”, dijo el funcionario.

Le recomendamos: ​¿Cómo responder a la crisis migratoria venezolana?

La circular de la Sudeban advirtió que los clientes de bancos que no avisen que viajarán y por cuánto tiempo no podrán movilizar sus cuentas desde el extranjero.

"El incumplimiento a lo aquí señalado podrá ser objeto de la aplicación de las sanciones a que haya lugar de acuerdo con lo previsto en el citado decreto", concluye el escrito presentado hoy a banqueros en una reunión encabezada por el jefe de la Sudeban, Antonio Morales.

Estos ajustes, según Morales, se enmarcan en el programa de "recuperación y prosperidad económica" con que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, busca sacar al país petrolero de la crisis.

Entre las decisiones puestas en marcha por el Gobierno están la fijación de precios, la devaluación en 95,8 % de la moneda, el alza de impuestos, el aumento de las tarifas de transporte y otros controles económicos.

Además, Maduro aumentó 35 veces más el ingreso mínimo legal (que se ubicará en 30 dólares mensuales) y anunció bonificaciones para millones de inscritos en un censo gubernamental, todo esto en un escenario de hiperinflación que, según cálculos del Fondo Monetario Internacional, cerrará el año en 1.000.000 %.

 

últimas noticias