Venezuela señala a Trump y mandatarios de la región de amenazar su soberanía

Venezuela consideró este martes como una "amenaza" a su soberanía la reunión que mantuvieron el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y un grupo de mandatarios latinoamericanos en Nueva York.

A través de un comunicado, Venezuela respondió este martes a las declaraciones hechas por el presidente Donal Trump desde Nueva York asegurando que la reunión que sostuvo el mandatario estadounidense con dirigetes de América Latina es una amenaza a su soberanía.

En la misiva el gobierno del vecino país "denuncia ante los pueblos del mundo las nuevas amenazas en contra de la soberanía, la paz y de la estabilidad de nuestro país emitidas" en la cena ofrecida por Trump el lunes, aunque  no alude a las declaraciones del mandatario estadounidense de este martes ante la Asamblea General de la ONU en donde sostuvo que la "dictadura socialista" en Venezuela es "inaceptable", indicó que la "meta" es ayudar a los venezolanos "a recuperar la libertad, recuperar el país, restaurar la democracia", e instó a los líderes mundiales a "hacer más" para enfrentar la crisis política venezolana.

En contexto: Queremos que el régimen de Venezuela rinda cuentas: Donald Trump

Sobre dicho  discurso se pronunció el canciller de Venezuela Jorge Arreaza, quien aseguró que el presidente Trump "sigue pensando en dominar el mundo y ni maneja su propio gobierno"  y que las medidas "coercitivas unilaterales son una violación de la carta de las Naciones Unidas".

"No aceptamos amenazas del presidente Trump ni de nadie en este mundo", dijo el canciller Jorge Arreaza, que representa a su país en la Asamblea General de la ONU. Arreaza denunció asimismo "esta teoría racista y supremacista que expone, este regreso a la Guerra Fría", y dijo que le pareció estar escuchando al expresidente estadounidense Ronald Reagan en 1982.

 

Canciller @jaarreaza: Por una parte presidente Trump habla de la paz y por otra parte amenaza a países con la guerra. #TrumpFueraDeVenezuela pic.twitter.com/qlpBX3jTvb

— Cancillería (@vencancilleria) 19 de septiembre de 2017

 

Arreaza pidió que se trate con respeto al pueblo de Venezuela y sus instituciones, dijo que si "hay un sistema que ha fracasado y que tiene al mundo al borde del colapso con el cambio climático, con el hambre, con el sufrimiento, es el sistema capitalista. Y nosotros tenemos derecho a construir nuestro socialismo democrático, como lo hizo el comandante Hugo Chávez y entregó su vida por ello".

 

Canciller @jaarreaza: No esperábamos que el presidente Trum hablara como general de ejércitos para invadir el mundo. #TrumpFueraDeVenezuela pic.twitter.com/XcpuwEUtMA

— Cancillería (@vencancilleria) 19 de septiembre de 2017

 

A la cena del lunes con Trump acudieron los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; Brasil, Michel Temer; Panamá, Juan Carlos Varela, y la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti.

Según el gobierno de Nicolás Maduro, esos dignatarios "fueron conminados a incrementar la campaña de agresiones contra Venezuela".

Trump "tiene una obsesión fatal con Venezuela producto de sus ideas supremacistas blancas, pero contamos con los pueblos del mundo", añadió el texto. Caracas afirmó además estar preparada para "seguir derrotando, en los planos político y diplomático, y en cualquier otro que sea necesario, las nefastas agresiones" de la Casa Blanca. 

El mandatario estadounidense aseguró durante el encuentro que Venezuela "está colapsando" y su pueblo "está muriendo de hambre" por las políticas del "gobierno desastroso" de Maduro. 

Washington ya ha impuesto sanciones contra Venezuela y el pasado 11 de agosto alertó que Estados Unidos contemplaba un abanico de acciones, "incluida una posible opción militar si fuese necesario". Trump no repitió esa advertencia el lunes, pero dijo que su país estaba preparado para nuevas acciones, sin dar más detalles. "Nuestra meta debe ser ayudarles y restaurar su democracia", indicó.

De acuerdo con el mandatario panameño, Juan Carlos Varela, en la reunión se acordó "la coordinación de acciones para asegurar que (...) en el 2018 haya elecciones (presidenciales) democráticas y se respete la voluntad popular".

"Seguiremos buscando una transición pacífica en Venezuela", escribió el presidente Santos en Twitter tras la cena. Sobre el tema el gobierno venezolano afirmó que el gobernante colombiano trata de evitar sanciones de Estados Unidos por el "incremento desmesurado de la producción de cocaína" en su país. 

"Es vergonzoso y detestable que el presidente Santos (...) recurra a la táctica de proyectar a Venezuela como un factor de desestabilización en la región y llegue al punto de llamar a una transición del gobierno venezolano", añadió.

 

últimas noticias

Venezuela: una intervención por otros medios