Una guerra que lleva ya seis años

Zonas de seguridad en Siria, ¿demasiado tarde?

Las zonas, en donde no habría más bombardeos, acordadas por Rusia, Irán y Turquía entran en vigor este sábado. Los rebeldes tienen dudas. No son los únicos.

Imagen del mapa donde fueron establecidas las zonas de seguridad en Siria. AFP

Para el pueblo sirio, las "zonas de seguridad” vienen demasiado tarde. Por más de cinco años su presidente, Bashar al-Asad, apoyado por bombardeos rusos y tropas de élite iraníes, los venía matando con brutalidad. Todo, con la excusa de sofocar una rebelión, según el régimen, ilegítima, filtrada por el terrorismo y que busca sembrar el caos. Al-asad tilda de terroristas a todos los que se ponen a su dictadura (lleva 17 años en el poder, pero su familia gobierna los destinos de la nación desde hace 40 años).

La guerra se desató en 2011, luego de multitudinarias protestas en su contra. Hoy el país está en ruinas, entre otras cosas, por el desempeño militar de Rusia, que bombardea las zonas rebeldes desde hace varios meses.

Es justamente ese país que esta semana, por vía diplomática, logró algo que ni las Naciones Unidas (UN) ni los países vecinos árabes habían podido establecer: zonas de seguridad, que entran en vigor este sábado. La primer de esas se halla en el norte del país y engloba las provincias Idlib y partes de Latakia, Alepo y Hama.

En las zonas de seguridad deberían cesar los combates, con el fin de instaurar una tregua duradera. Rusia, Irán y Turquía, que a su vez apoya a los rebeldes, aprobaron esta medida en Kazajistán. Un día antes, el presidente ruso Vladimir Putin ya le había presentado a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, la idea de “zonas de distensión”, en un encuentro bilateral en Sotchi.

El plan ruso establece que los tres países garantes, a los que podría sumarse Jordania, delimitarán las cuatro zonas de seguridad antes del 4 de junio y garantizarán, mediante puestos de control y centros de supervisión, la vigencia de la seguridad por al menos seis meses. En estas zonas, según el presidente ruso, no habrá ninguna actividad militar, lo que significaría que ni el régimen sirio ni la coalición que combate el Estado Islámico (EI), liderado por Estados Unidos, podría hacer uso de sus aviones militares en estas zonas.   

El ministerio de Defensa estadounidense señaló que la propuesta no limitaría sus operaciones militares en el país ya que en las zonas previstas no estaría activo el EI. La pregunta clave ahora es: ¿Acatarán el régimen sirio y los opositores, que no están involucrados en el pacto negociado), ese plan? Bashar al Asad, de acuerdo con la agencia AP se ha mostrado de acuerdo con el tratado. No obstante, los sirios tendrán sus dudas. Como lo expresó la defensora de derechos humanos siria, Kefah Ali Deeb, en septiembre pasado en un periódico alemán: “La gente de Siria ya no le tienen confianza a nadie. Ni al régimen o sus aliados, ni a la oposición y sus pseudo-aliados, ni a la comunidad internacional.”    

Las dudas, las apuntó Ali Deeb ahora se volvieron a oír no solamente de la boca de los rebeldes sirios, que estaban presentes en las negociaciones de Sotchi y que no ven al Irán como país pacificador, sino también se escuchan críticas en los pasillos de las casas de gobierno extranjeras: Es problemático, dijo por ejemplo el portavoz del gobierno alemán, Stefan Seibert, que el Irán como partido de guerra ahora sea responsable del cumplimiento del tratado. También los Estados Unidos criticaron el papel doble que desempeña Irán en Siria.

En cambio, el presidente turco Erdogan expresó su confianza de que el tratado puede traer la paz al pueblo sirio. Según periódicos turcos, las zonas de seguridad podrían solucionar “por mitad” el conflicto en Siria. Ojalá que tenga razón. Hasta el momento, más de 400.000 personas se murieron en el conflicto sirio, estimula las Naciones Unidas. Es unas de las guerras con más víctimas desde la Segunda Guerra Mundial.

 

 

últimas noticias

La Venezuela del carné de la patria

El nacimiento de las armas fantasmas

La Venezuela del carnet de la patria