200 detenidos y 15 policías heridos tras declaración de estado de emergencia en Baltimore

Los disturbios raciales registrados en la noche de este lunes son uno de los mas graves de los últimos meses en Estados Unidos.

AFP

 Quince policías resultaron heridos, 202 manifestantes fueron detenidos y 144 vehículos y 15 edificios fueron incendiados en Baltimore durante los disturbios registrados en la noche del lunes en protesta por la muerte de un joven negro cuando estaba bajo custodia policial.

Centenares de miembros de la Guardia Nacional y policías de los estados vecinos fueron desplegados en esta ciudad del este de EE.UU. para evitar que se repita una nueva jornada de caos y violencia.

Los disturbios se desencadenaron poco después del entierro de Freddie Gray, un joven negro de 25 años que falleció el 19 de abril, cuando estaba bajo custodia policial, por una lesión de la médula espinal, en circunstancias aún bajo investigación.

Este lunes se habían suspendido las protestas pacíficas que sucedieron a su muerte por la celebración del funeral, pero la violencia estalló a última hora de la tarde y desembocó en un caos que obligó a decretar la situación de emergencia en el estado y el toque de queda en una ciudad donde dos tercios de la población son negros.

El comisario de la Policía de Baltimore, Anthony Batts, atribuyó los altercados a "estudiantes de secundaria", que asaltaron negocios, provocaron incendios e hirieron a 15 policías, seis de los cuales están graves.

El gobernador de Maryland, Larry Hogan, visitó este martes a los agentes heridos y los barrios afectados por los disturbios, y quiso dejar claro que la ciudad está bajo control y que la violencia "no volverá a repetirse".

Para ello, el toque de queda decretado el lunes en la ciudad se mantendrá toda la semana entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana.

Los familiares del joven fallecido, líderes religiosos y comunitarios, y las autoridades han llamado a mantener el carácter pacífico que tuvieron las protestas hasta el lunes y a evitar la violencia.