En 2011 Chávez ya denunciaba un complot para "enfermarlo" con cáncer