300 renos murieron tras ser impactados por un rayo en Noruega