Academia de Ciencias de México, en contra de penalización del aborto

Según la Academia dichas iniciativas "van en contra del legítimo derecho que tienen las mujeres a decidir sobre su cuerpo y a su dignidad personal".

La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) se pronunció en contra de que los estados mexicanos tengan “leyes antiaborto” como las que esta semana analiza la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) , que tienen divididos a los magistrados del alto tribunal.

El Supremo mexicano estudia la constitucionalidad de la normativa que hay en San Luis Potosí y Baja California, que penalizan la interrupción de la vida a partir de la concepción.

La discusión en la SCJN es relevante ya que otros 16 estados mexicanos tienen legislaciones que defienden el derecho a la vida del nasciturus o no nacido.

En un mensaje publicado en varios diarios, la AMC considera que las legislaciones de los dos estados “van en contra del legítimo derecho que tienen las mujeres a decidir sobre cuestiones que atañen a su cuerpo y a su dignidad personal, y no prestan atención al delicado problema de salud pública que pueden provocar”.

Para los científicos mexicanos, las leyes estatales pro-vida representan “en lo jurídico una violación de los principios del Estado laico, y una amenaza contra la racionalidad del sistema jurídico nacional”.

En lo científico entrañan “una incompatibilidad flagrante entre el concepto moderno, multifacético y complejo de lo que es un ser humano, y la simplista, arbitraria y poco informada definición de la vida humana”.

Finalmente, la Academia considera que leyes como las que analiza el Supremo son “una maniobra insidiosa” en términos prácticos “para penalizar de modo tajante y obtuso a las mujeres en México” , además de “un atraso para la aplicación de los avances de la ciencia”.

A las distintas posturas encontradas que esta semana han trascendido a favor y en contra de las leyes antiaborto hay que sumar la de la primera dama de México, Margarita Zavala, quien ayer se alineó en San Luis Potosí con quienes creen que “la vida debe protegerse desde la concepción”.

“Soy mujer, soy abogada y he luchado por los derechos de las mujeres y estoy convencida que los derechos de las mujeres no anulan otros derechos y por ello no tienen por qué ser la causa de la invalidez de las reformas estatales” , apuntó.

En su opinión, “los derechos de las mujeres no deben ser utilizados para anular otros derechos” , en particular los del no nacido.

Este día continuarán las discusiones en una SCJN dividida, con cinco de los once magistrados a favor de la inconstitucionalidad de las leyes de los dos estados a debate, aunque se requiere de ocho votos para anular las leyes.

En el extremo contrario, tres de los once se han manifestado en contra de la inconstitucionalidad de las leyes, mientras que otros tres magistrados aún no se han pronunciado en sentido alguno.

últimas noticias