'Acercarse a la OTAN es acercarse a EE.UU.'

El académico chileno Claudio Reyes Barrientos explica lo que representa dicha organización en América Latina y las resistencias que genera.

Vista general de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, realizada ayer en Bruselas.  /EFE
Vista general de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, realizada ayer en Bruselas. /EFE

Claudio Reyes Barrientos es académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Chile y un conocedor de las realidades de la región en materia militar y de seguridad. En diálogo con El Espectador, Reyes analizó las implicaciones que tiene el hecho de que un gobierno como el de Colombia haya insinuado que quiere estrechar lazos con la OTAN, lo que desató una condena por parte de los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

¿Por qué la figura de la OTAN es tan resistida por ciertos países de América Latina?

La OTAN es como un rezago de los tiempos en los cuales el mundo se dividía en dos grandes lotes y había que estar adscrito a alguno de ellos. La OTAN se formó en los tiempos de la Guerra Fría, para contrarrestar el bloque soviético. Tiene esa impronta: pertenecer a ella es de alguna manera alinearse en esta antigua política de bloque. Declararse interesado en pertenecer a la OTAN es como una especie de vuelta al pasado, con el papel preponderante de Estados Unidos.

¿Cómo está, actualmente, conformado el poder militar dentro de la OTAN?

La OTAN sigue siendo un predominio fundamental de Estados Unidos y en ese sentido Washington tiene intereses que van mucho más allá. Su prioridad es su propia defensa. El resto de los países son aliados que simplemente se suman y contribuyen o son funcionales a esa defensa de Estados Unidos. Pero América Latina no siempre va a coincidir: los países no tienen la misma posición frente a conflictos como el palestino-israelí, sólo por poner un ejemplo. Son posiciones que no se pueden alinear dentro de una organización que fundamentalmente responde a los intereses del principal país del mundo.

¿Cuál es la relación actual de América Latina con la OTAN?

Es una relación con ciertos países como Colombia, una relación de cooperación, de colaboración, de intercambio, pero en ningún caso de pertenencia.

¿Cómo son esa cooperación y ese intercambio?

Esa cooperación se traduce en actividades específicas conjuntas, que tienen que ver con labores frente a desastres, situaciones de emergencia. Donde pueden concurrir fuerzas hacia alguna zona específica y hay militares cada cierto tiempo. Eventualmente lo que está entrando como temática es el narcotráfico, pero en ningún caso composiciones geopolíticas conjuntas que tengan que ver con una intervención en conflictos que se puedan dar en la región.

¿Qué interés tendría Colombia en acercarse de mayor modo a la OTAN?

Yo pensaría que básicamente es el de tener una mejor línea de contacto con el país que fundamentalmente representa a la OTAN, Estados Unidos. Desde ese punto de vista, eventualmente, lograr un acercamiento que pudiese balancear o desbalancear en favor de Colombia, ante un eventual conflicto que pudiera darse en la región, en el que Colombia pueda exhibir cierta cercanía con un organismo potente. Es estar cerca de un ‘club’ que eventualmente podría favorecer los intereses colombianos.

[email protected]

@Motamotta