Acusan a Sudán de proteger a sangriento jefe de guerra Joseph Kony

Está acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

El jefe de guerra del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés), Joseph Kony, se esconde en Sudán con la complicidad de militares de ese país, afirmó el viernes una organización estadounidense.

Kony, uno de los hombres más buscados del mundo, está acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, que incluyen violaciones, mutilaciones, asesinatos y utilización de niños para la guerra. También está procesado en Estados Unidos.

La organización "Resolve LRA crisis initiative", afirma que "elementos del ejército sudanés proporcionaron de manera activa a Kony y otros dirigentes del LRA, un santuario periódico en el territorio controlado por Sudán de 2009 a enero del 2013 al menos".

En su informe titulado "Escondido bien a la vista", la organización aporta testimonios oculares y fotos satélite de un campo recientemente abandonado por el LRA en territorio sudanés.

El LRA, que defiende una gobierno basado en los diez mandamientos de la Biblia, inició sus actividades en Uganda en 1988. Sus combatientes están establecidos desde 2005 en el noreste de República Democrática del Congo, en Sudan del Sur y en República Centroafricana. Sus actividades incluyen el tráfico ilegal de marfil.

Según Naciones Unidas, unas 45.000 personas han sido desplazadas por las ofensivas del LRA en la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Uganda y Sudán.

El ejército de Uganda, apoyado por un centenar del soldados estadounidenses, lleva a cabo desde el 2008 una caza al hombre para capturar a Kony.

A principios de abril, el gobierno de Washington ofreció cinco millones de dólares a todo aquel que pueda proporcionar datos sobre el paradero del jefe guerrillero.

Temas relacionados