Para acusar a alguien en Venezuela no hacen falta pruebas: María Corina Machado

La dirigente dijo que el régimen de su país está “desesperado” porque el 80 % de los ciudadanos quieren un “cambio político urgente”.

EFE

La exdiputada María Corina Machado, aseguró en diálogo con Caracol Radio, que las masivas capturas a opositores del régimen de Venezuela se deben a que el gobierno de Nicolás Maduro está “débil”.

“Es un régimen que está desesperado, Maduro sabe que más de un 80 % de los venezolanos quieren un cambio político urgente. El régimen está en su punto de mayor debilidad”, indicó.

La líder opositora dijo que “aunque han logrado penetrar hasta las Fuerzas Armadas y han tenido una cruel complicidad internacional” está orgullosa de lo que se ha logrado para llevar a su país a una democracia en estos 15 años “porque no han podido doblegarnos”.

Respecto a la imputación del delito de “conspiración” por parte de la Fiscalía por un supuesto plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro, y por el que podría ser condenada a 16 años de prisión, aseguró “en Venezuela para acusar a una persona no hacen falta pruebas. Sabemos el horror que significa una justicia sometida”.

Finalmente resaltó que su abogado le dijo que lo único que puede pensar, luego de lo que sucedió (imputación del delito), es que el gobierno no creyó que llegarían hasta esa fase del proceso, porque confiaron en que Machado no se presentaría a la justicia.

Por estos mismos hechos tienen órdenes de aprehensión los opositores Henrique Salas Römer, Diego Arria, Ricardo Emilio Koesling, Gustavo Tarre Briceño, Pedro Mario Burelli y Robert Alonso, quienes están fuera del país.

El plan para asesinar a Maduro fue denunciado a finales de mayo por el dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, que mostró varios correos atribuidos a Machado en los que la exdiputada decía que había llegado la hora de acumular esfuerzos y obtener "el financiamiento para aniquilar a Maduro".

Poco después la misma Machado reconoció que los correos correspondían a sus cuentas, pero aseguró que ya no usaba esas direcciones y que ella no quería ni un magnicidio ni un golpe de Estado sino la renuncia de Maduro.

El día que fueron revelados los supuestos correos y el plan magnicida, Maduro pidió una justicia "completa" ante los supuestos planes de magnicidio y golpe de Estado.