Afrodescendientes en América están más marginados que sus ancestros

Así lo asegura el historiador Jean Arsène Yao, quien presentó su libro "Afrodescendientes en América. De esclavos a ciudadanos".

Muchos de los latinoamericanos con raíces africanas están hoy en peores condiciones que sus antepasados, según el historiador Jean Arsène Yao, quien presentó hoy su libro "Afrodescendientes en América. De esclavos a ciudadanos".

La obra reflexiona sobre la situación actual de marginación y olvido que sufren los afrodescendientes en América Latina: "hacemos un recorrido histórico que va desde la embarcación de los primeros esclavos en sus países de origen, hasta las difíciles condiciones en que viven hoy sus descendientes", manifestó el autor.

Durante la presentación, que tuvo lugar en la sede en Madrid de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) Yao afirmó que durante su investigación conoció las pésimas condiciones de vida que tienen los habitantes de regiones negras como Chocó en el pacifico colombiano, o Esmeraldas en el noroeste ecuatoriano, lo cual en muchos casos ocurre como consecuencia del abandono estatal.

El estudioso también mencionó la falta de reconocimiento que sufren estas personas en muchos casos, pues en países como Argentina no existió un censo étnico hasta 2010, cuando por primera vez se incluyó esta variable en el cuestionario del padrón.

"El libro evidencia las enormes desigualdades económicas y sociales que tienen que sufrir estas personas", dijo durante el acto el secretario general de la OEI, Álvaro Marchesi, quien aseguró que no se trata de una situación exclusiva del continente americano y recordó los recientes casos de racismo contra jugadores de fútbol negros en clubes europeos.

El alto funcionario agregó que el liderazgo afro y la educación son la clave para cambiar esta problemática, pues "ser ciudadano implica tener una serie de derechos que por siglos se les han negado a estos colectivos".

Yao también se refirió a la responsabilidad de los africanos en el tema de la esclavitud, un debate que se está dando hace algunos años en esta región, ya que ahora se sabe que muchas de las tribus locales fueron cómplices del tráfico negrero.

El investigador es originario de Costa de Marfil, donde es docente de Civilización Latinoamericana y tras doctorarse en historia de la Universidad de Alcalá de Henares (España), fue colaborador de la Unesco en países como Cuba, Argentina, Colombia y Ecuador, experiencia que le permitió escribir la obra.

Yao dice que "España ha sido para mí el puente que necesitaba entre África y América" como una forma de manifestar su neutralidad para tratar el pasado de los tres continentes, que también ha abordado en otros libros como "Los afroargentinos" y "El islam en Iberoamérica".

Temas relacionados

 

últimas noticias