Al menos 38 muertos y 170 heridos dejó cadena de atentados en Irak

Esto en la víspera del aniversario de la invasión de Estados Unidos para derrocar al régimen de Sadam Husein.

Foto: Archivo/ EFE
Foto: Archivo/ EFE

Al menos 38 personas murieron este martes y 170 resultaron heridas en una cadena de atentados y ataques, la mayoría en Bagdad, en la víspera del aniversario de la invasión estadounidense de Irak para derrocar al régimen de Sadam Husein.

Una fuente de la policía iraquí dijo que diecisiete carros bomba y dos artefactos estallaron en distintos barrios bagdadíes como el de Kazamiya, Ciudad Sadr, Nuevo Bagdad, Huseiniya, Zafaraniya, Otaifiya.

Uno de los atentados más sangrientos se produjo en el área de Zafaraniya, en el sureste, donde la explosión de dos vehículos cargados con explosivos causó la muerte de cinco personas y heridas a diecinueve.

En ese mismo distrito, tres personas perecieron y otras nueve resultaron heridas al detonar un carro bomba en las proximidades de un restaurante popular.

Mientras, en las inmediaciones de la fortificada Zona Verde, donde se encuentran numerosas sedes gubernamentales, al menos cinco personas fallecieron, entre ellas dos soldados, y otras quince sufrieron heridas por el estallido de otro vehículo.

Atentados similares se registraron en los distritos de Ciudad Sadr (este), Nuevo Bagdad (sureste), Huseiniya (noroeste), Kazamiya (norte), Otaifiya (norte), donde perecieron diecinueve personas y decenas resultaron heridas.

Asimismo, dos civiles perdieron la vida y otros cinco resultaron heridos por el impacto de un proyectil de mortero en la zona de Sabaa al Bur, en el noreste de la ciudad.

La fuente agregó que un funcionario del Ministerio de Finanzas murió por el estallido de una bomba lapa colocada en su carro en el área de Mansur, en el oeste de la ciudad.

En Saidiya, también en el oeste de la capital, un civil falleció por los disparos de hombres armados, que usaron pistolas con silenciadores.

Fuera de Bagdad, un suicida hizo explotar un carro bomba en una base militar en Iskandariya, 50 kilómetros al sur de Bagdad, y mató a dos soldados y ocasionó heridas a otros nueve. 

Temas relacionados

 

últimas noticias