Al menos 51 periodistas han sido asesinados en Honduras desde 2003

El último fue el de José Carlos Fernández, quien había salido de presentar un programa de televisión cuando fue asesinado de tres balazos.

El estatal Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras informó este viernes que entre noviembre de 2003 y lo que va de 2015 en el país han muerto de manera violenta al menos 51 personas ligadas a los medios de comunicación, entre periodistas, comunicadores sociales y propietarios.

De los 51 casos de muertes violentas de comunicadores, 49 han quedado impunes hasta ahora, indicó el organismo en un comunicado, en el que lamenta el asesinato, el jueves por la noche, del periodista José Carlos Fernández, de 56 años, en la caribeña isla de Roatán.

Fernández recién había salido de presentar un programa de televisión que conducía en el Canal 27 de Roatán cuando fue asesinado de tres balazos, informó este viernes una fuente policial.

Su caso podría estar asociado a asuntos comerciales, pero aún no se puede asegurar, según las autoridades policiales.

El titular del organismo humanitario, Roberto Herrera, pidió a las autoridades encargadas de la seguridad en el país que investiguen el crimen de Fernández "para que no se sume a la lista de impunidad, que afecta alrededor del 96 % de los crímenes cometidos contra miembros del gremio de periodistas y comunicadores sociales".

El ombudsman hondureño considera que la impunidad es de los problemas más graves que dificultan avanzar en el cumplimiento efectivo de los derechos humanos.

"La persistencia de la impunidad en el país genera un sentimiento de impotencia y frustración en el pueblo hondureño", enfatizó Herrera.

Según el Comisionado de los Derechos Humanos, en los últimos doce meses "once personas vinculadas a los medios de comunicación murieron en circunstancias violentas".

"Del recuento de lo hechos registrados por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, de los 51 casos de periodistas, comunicadores sociales y propietarios de medios de comunicación muertos violentamente, en apenas el 4 % de los casos hubo sentencia firme", subraya el informe del organismo.
 

Temas relacionados