Al menos 9 muertos y 100 heridos en un atentado en el sur de Turquía

Las autoridades responsabilizan a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán de la explosión de un carro bomba.

Reuters

Al menos nueve personas murieron y unas 100 han resultado heridas en un atentado con carro bomba en Diyarbakir, en el suroeste de Turquía, informó el primer ministro del país, Binali Yildirim. (Vea las dramáticas imágenes que dejó el atentado).

Entre los fallecidos hay seis civiles y dos policías, así como el supuesto conductor del carro bomba, presunto miembro del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda a la que las autoridades han responsabilizado del ataque.

El vehículo bomba, una furgoneta con una carga de una tonelada de explosivos, estalló a las 07.53 hora local (04.53 GMT) en un barrio periférico de la ciudad de Diyarbakir, cercano a un cuartel de las fuerzas especiales de la Policía.

La oficina del gobernador provincial ha atribuido el ataque al PKK, la guerrilla kurda, que utiliza con frecuencia la táctica de lanzar carros bomba contra edificios o convoyes de vehículos policiales en las provincias del sureste donde es activa.

Las autoridades han dictado un bloqueo informativo sobre el atentado, una medida habitual en Turquía cuando se producen este tipo de ataques.

También hay restricciones en el uso de varias redes sociales y de mensajería, como Facebook, Twitter, YouTube y WhatsApp.

La explosión se produjo sobre las 08.00 hora local a unos 200 metros de una prisión y de un edificio de la Policía y afectó a numerosos coches y casas en un área de un kilómetro cuadrado, según indicó la oficina del gobernador de Diyarbakir.

Esta explosión se ha producido después de que la Policía detuviera la pasada noche a Selahattin Demirtas y Figen Yüksekdag, copresidentes del izquierdista Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercero del Parlamento y conocido por su defensa de los derechos de la minoría kurda.

Yüksekdag fue arrestada en su casa en Ankara y Selahattin Demirtas momentos más tarde en Diyarbakir, informó la cadena NTV.

En una operación simultánea en varias provincias, la mayoría situadas en el sureste del país, la policía detuvo a un total de once diputados del HDP.

Las detenciones se practicaron en el marco de una investigación sobre terrorismo relacionado con el proscrito PKK, iniciada en agosto, por la que ambos dirigentes políticos habían recibido citaciones judiciales.

Demirtas y Yüksekdag se habían negado a acudir al tribunal, dada su condición de diputados, pero en mayo pasado el Parlamento aprobó retirarles la inmunidad parlamentaria.

Según una declaración de la Fiscalía citada por NTV, las detenciones se producen por la negativa de los diputados a acudir al juicio al que fueron citados.

La investigación judicial que involucra a los diputados se centra en las protestas de octubre de 2014 en las que se enfrentaron activistas de la izquierda kurda y simpatizantes islamistas con motivo del asedio del Estado Islámico a la ciudad kurdosiria de Kobani.

A los diputados del HDP se les acusa de haber incitado a la violencia durante estas protestas, que dejaron varias decenas de muertos.

Temas relacionados