Al menos cinco muertos por bombardeos y disparos de cohetes en el este de Alepo

Los ataques se reanudaron el martes, después de tres semanas de interrupción, aunque Rusia ha negado la implicación de su aviación y la del ejército sirio.

Agencia EFE

Al menos cinco personas murieron este viernes y decenas resultaron heridas por los bombardeos y disparos de cohetes en distintas partes de la ciudad siria de Alepo (norte), según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Tres de los fallecidos perdieron la vida en ataques de aviones de guerra y helicópteros castrenses, y por el fuego de artillería en los distritos orientales de la ciudad, sitiados por el Ejército y en poder de los rebeldes.

Los barrios que fueron blanco de los bombardeos son Al Muasalat, Al Ansari, Dahra Awad, Karam al Turab, Al Qataryi, Tariq al Bab, Al Sheij Said, Ard al Hamra, Masaken Hanano, Bustan al Qasr, Al Sukari, Al Firdús, Al Mashad, Al Shaar, Al Maadi, Al Misir, Al Harable y Yisr al Hach.

La fuente destacó que las fuerzas del régimen intentan dejar fuera de servicio los hospitales de Al Bayan y Al Hakim, en Al Ansari, porque están atacando áreas de los alrededores.

Por otro lado, al menos 2 hermanos menores de edad fallecieron y otras 10 personas resultaron heridas por el impacto de cohetes arrojados por facciones rebeldes e islámicas contra un mercado en el barrio de Al Ismailiya, bajo dominio gubernamental, indicó la ONG, que agregó que hubo ataques similares en la zona de Bustán al Zahra.

Mientras, han estallado combates en el sector norte de la mitad oriental de Alepo entre los efectivos leales al Gobierno de Damasco y los rebeldes, en los que el régimen ha logrado avanzar gracias a los intensos bombardeos.

El Observatorio subrayó que también hubo ataques aéreos en pueblos al norte y al oeste de Alepo, como Al Salum, Marat al Artiq, Andan, Hian, Jan al Asal, Kafr Dael, Al Mansura, Ibin y Dara Aza.

La fuente precisó que hubo un muerto y varios heridos por los ataques aéreos en Hian.

Los ataques se reanudaron el martes en el este de Alepo, después de tres semanas de interrupción, aunque Rusia ha negado la implicación de su aviación y la del ejército sirio.