Alcalde de Rio de Janeiro, condenado por desvío de dineros a pocos días de los Olímpicos

Según la justicia brasileña, Eduardo Paes destinó en 2012 recursos públicos para financiar una fiesta privada llamada "Bailes de Rio".

EFE.

El alcalde de Rio de Janeiro, la ciudad que en pocos días recibirá los Juegos Olímpicos de Brasil, fue condenado por la justicia local a devolver más de un millón de dólares por financiar con dinero público fiestas privadas de carnaval.

Eduardo Paes informó a través de su asesoría que recurrirá esta sentencia de primera instancia, emitida originalmente en abril y ratificada este jueves por la jueza de Hacienda de Rio de Janeiro, Paula Gouvêa Galhardo, que rechazó varios embargos presentados por Paes.

En 2012 la Alcaldía de Rio desembolsó 3,37 millones de reales (alrededor de un millón de dólares al cambio actual) para financiar un evento llamado "Bailes de Rio" durante el Carnaval, que causó pérdidas a los cofres públicos y benefició a empresas privadas, según la denuncia presentada por la fiscalía.

En su escrito, al que accedió la AFP, la jueza Galhardo consideró que co-financiar bailes de carnaval cerrados, con cobros de entrada de entre 60 y 150 dólares, no representa "un incentivo a la cultura popular y las tradiciones de la ciudad, al contrario, evidencia la garantía para el inversor privado de un lucro subsidiado por los cofres públicos".

La magistrada condenó a Paes a resarcir todo el dinero que desembolsó la Alcaldía en el evento, a pagar una multa equivalente a tres de sus salarios, y ordenó suspender sus derechos políticos durante un año. De acuerdo con su sentencia, sin embargo, no hay pruebas de que él mismo se haya enriquecido.

Junto con Paes fueron condenados otros funcionarios de la Alcaldía y las empresas L21 Participações Ltda y DPZ Propaganda, que se beneficiaron con el evento.

Si Paes recurre la sentencia, como ha anunciado, el caso será tratado por un tribunal de segunda instancia.

Cada año, un millón de turistas desembarcan en Rio de Janeiro para celebrar el carnaval más famoso del mundo bailando samba en fiestas a lo largo y ancho de la ciudad.

Del 5 al 21 de agosto, la 'cidade maravilhosa' será sede de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica.