Alcaldía de Miami Beach pretende restringir venta de licor desde las 2:00 a.m.

La administración de esta ciudad estadounidense argumenta que es una forma de controlar la inseguridad.

Esta semana El Espectador dio a conocer que la Alcaldía de Bogotá habilitó 248 establecimientos para que la gente pueda rumbear y beber hasta las 5:00 a.m. de los sábados y domingos. Pues bien, mientras la capital colombiana avanza hacia ese concepto de estar activa 24 horas, en Miami Beach, ciudad estadounidense del estado de La Florida, la Alcaldía propone que los bares y cafés que operan al aire libre suspendan la venta de licor entre las 2:00 a.m. y las 8:00 a.m. Actualmente pueden hacerlo hasta las 5:00 a.m.

El Nuevo Herald publicó la tarde de este jueves en su página web que el alcalde Philip Levine, tras una reunión de la Comisión de la ciudad, anunció que retomará esta iniciativa, que surge de cuando en cuando desde hace años, como una forma de controlar la inseguridad que hoy viven zonas reconocidas por su movida vida nocturna, como el reconocido trayecto de Ocean Drive.

“Este lugar se ha vuelto un área muy difícil que exige una tremenda cantidad de recursos policíacos para mantener la seguridad”, dijo el alcalde. “Hemos tenido esta misma conversación muchas veces. Se está convirtiendo (…) en un sitio terrible, como un cáncer que se propaga por toda la ciudad”.

La Policía apoya la medida. El jefe de la institución en la ciudad, Dan Oates, le dijo al periódico: “ante la pregunta de si Ocean Drive sería más segura de patrullar si se dejara de servir licor a las 2:00 a.m., la respuesta es un sí rotundo”.

Y claro, hay detractores. El gerente del establecimiento Ocean’s 10 considera que se trata de una tontería, pues “los problemas de Miami Beach no se deben solo al alcohol”.

Lo que se ha hecho en Bogotá es habilitar gradualmente más establecimientos, dependiendo de su comportamiento en cuanto al ruido que generan, por ejemplo.

En todo caso, de aprobarse la propuesta en Miami, que la Comisión de la ciudad presentaría en mayo ante el ayuntamiento, la restricción para los establecimientos involucrados sería mucho más fuerte que para aquellos que aún no tienen permiso de rumba extendida en Bogotá: allá operaría desde las 2:00 a.m., mientras que en la capital colombiana es desde las 3:00 a.m.

(Lea el artículo completo de El Nuevo Herald aquí)

Temas relacionados