Allanan Fiscalía argentina en busca de pruebas para aclarar muerte de Nisman

La presidenta argentina reiteró que existe una trama "muy sórdida" detrás de la muerte del fiscal después de que forenses revelaran que no hay rastros de pólvora en las manos de Nisman.

AFP

 Fuerzas de seguridad argentinas allanaron este martes por orden judicial la Fiscalía especial de investigación del atentado contra la mutual judía AMIA, encabezada por el fiscal fallecido Alberto Nisman, en busca de nuevas pruebas para la investigación sobre su muerte.  (Vea: La historia tras la muerte del fiscal que causa terremoto político en Argentina)

La medida fue ordenada por la fiscal de la causa por "muerte dudosa" de Nisman, Viviana Fein, como parte de las medidas de prueba para encontrar una explicación a su fallecimiento, informaron fuentes judiciales.

Mientras tanto, la presidenta argentina volvió a recurrir a las redes sociales para reiterar la existencia de una trama "muy sórdida" detrás de la muerte del fiscal. En un breve mensaje, que repitió fragmentos de la extensa misiva publicada este lunes, Fernández insistió en que la muerte de Nisman, hallado muerto en su apartamento de Buenos Aires en la madrugada del lunes, genera "estupor e interrogantes".


El fiscal Nisman apareció muerto el lunes, con un tiro en la sien, en su casa en Buenos Aires pocas horas antes de revelar ante el Parlamento argentino detalles y pruebas relacionadas con su denuncia contra la presidenta Fernández por supuestamente encubrir a los autores del ataque en 1994 contra la mutual judía AMIA.

El personal de Prefectura Naval que participó en el allanamiento de la Fiscalía, situada en el centro de Buenos Aires, buscaba ordenadores y elementos de importancia para la causa, agregaron las fuentes.

Nisman denunció la semana pasada a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

Toda la documentación relacionada con esta presentación judicial se encuentra en manos del juez Ariel Lijo, quien este lunes se reincorporó a sus funciones para tramitar de urgencia la denuncia.

Antes de morir, Nisman había asegurado que tenía pruebas que demostraban que, tal como apuntaba la investigación y la comunidad judía, Irán y la organización Hizbulá estuvieron detrás de la planificación y ejecución del ataque a la mutual judía AMIA, que causó 85 muertos en 1994.