Alta funcionaria de la OTAN será la nueva presidenta de Croacia

La candidata conservadora, Kolinda Grabar-Kitarovic, ganó en la recta final del recuento presidencial con 50,4% de los votos.

Kolinda Grabar-Kitarovic, nueva presidenta de Croacia. EFE

La alta funcionaria de la OTAN y diplomática conservadora croata Kolinda Grabar-Kitarovic será la nueva presidenta de Croacia tras imponerse en un ajustado recuento de las elecciones presidenciales croatas con el 50,4% de los votos.

Su rival, el socialdemócrata Ivo Josipovic, pierde la presidencia del país al haber logrado en esta segunda vuelta el 49,6% de las papeletas, según datos de la Comisión Electoral Estatal de Croacia con el 99% de los votos escrutados.

"La democracia ha triunfado, la señora Grabar-Kitarovic ha triunfado en una carrera democrática y le felicito", reconoció Josipovic desde su cuartel electoral.

"Es verdad, la diferencia de votos es pequeña, pero eso es la democracia, es un triunfo", añadió, en referencia al 0.8% que ha dado la victoria a su rival.

La noche electoral se vivió con tensión en las sedes de los candidatos, pues el ajustado escrutinio empezó dando ventaja a Josipovic al principio de la noche, y Grabar-Kitarovic no consiguió ponerse al frente -como vaticinaban los sondeos a boca de urna- hasta que el 80% estuvo recontado.

En el transcurso de la noche, la llegada de datos oficiales de las zonas rurales del país dio el impulso que necesitaba a Grabar-Kitarovic, que finalmente consiguió mantener gracias a los últimos votos contados, los de los croatas residentes en Bosnia, caracterizados por su tendencia conservadora y nacionalista.

La diplomática conservadora se convertirá así en la primera mujer en ocupar la presidencia de Croacia, último paso de una carrera profesional que le ha llevado a ser ministra de Exteriores, embajadora en Estados Unidos y, hasta ahora, secretaria general adjunta de la OTAN para asuntos de Diplomacia Pública.

Grabar-Kitarovic ha sido la candidata de consenso del principal partido de la oposición, la Unión Democrática Croata (HDZ), y otros siete partidos conservadores y de derechas.

La HDZ regresa así al poder tras unos turbulentos años en los que, estando en el gobierno entre 2003 y 2009, se produjeron los mayores escándalos de corrupción del país.

El partido fue calificado de "organización criminal" en una sentencia judicial en 2013 y el exprimer ministro Ivo Sanader ingresó en prisión, donde permanece desde 2010.