Por alza de combustibles, taxistas chilenos bloquearon calles de Santiago

Los sindicatos esperan que al paro se adhieran unos 50.000 taxistas en todo el país.

Centenares de conductores de taxis colectivos iniciaron en Chile un paro en protesta por el alza de los combustibles y bloquearon con sus vehículos varias calles de la capital, ante lo cual el Gobierno anunció la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado.

Los sindicatos esperan que al paro se adhieran unos 50.000 taxistas en todo el país, lo que puede afectar a un millón de personas, de los 17 que viven en Chile.

En Santiago, los bloqueos se concentraron en tres puntos e impidieron el tránsito de vehículos en varias avenidas a primera hora de hoy, aunque al cabo de una hora la situación comenzaba a normalizarse.

Uno de esos puntos fue la intersección de Américo Vespucio con Vicuña Mackenna, hasta donde llegaron fuerzas especiales de Carabineros, que se llevaron detenidos a varios taxistas en medio de empujones, forcejeos y algún golpe.

En las regiones, la situación es más tranquila, según dijo el ministro de Transporte, Pedro Pablo Errázuriz, aunque también ha habido protestas en ciudades como Valparaíso y Concepción, las dos más pobladas del país después de la capital.

El ministro anunció que el Gobierno se querellará contra los taxistas que bloqueen calles invocando la Ley de Seguridad del Estado.

"Vamos a ser muy estrictos respecto a este tipo de irresponsabilidades", advirtió. Es la tercera vez en una semana que el Gobierno anuncia la aplicación de esta ley.

Este martes, el Gobierno presentó una querella invocando esa ley contra quienes resulten responsables por el delito de desórdenes públicos y daños al transporte público, por la decisión de un grupo de conductores de autobús de bloquear este lunes la salida de un terminal de Santiago en protesta por un cambio en sus condiciones laborales.

También presentó otra querella similar contra quienes resulten responsables de la quema de un autobús ocurrida la semana pasada en el marco de las movilizaciones estudiantiles, aunque por ese hecho no hay ningún detenido.

El presidente de la Confederación de Taxis Colectivos, Héctor Sandoval, criticó la reacción del Gobierno.

"Lo que acaba de decir (el ministro) es vergonzoso, que no busque una solución, que no busque un acercamiento, que no nos sentemos a conversar seriamente (...) Si quieren solucionar el problema vía represión es problema de ellos", señaló Sandoval en declaraciones a Televisión Nacional.

Los taxistas exigen medidas para paliar el alza de los combustibles. Los colectivos son taxis que realizan un recorrido predeterminado y que pueden ser utilizados por hasta cuatro usuarios al mismo tiempo. 

 

Temas relacionados