Anulado juicio por genocidio contra Ríos Montt

El juicio contra el exdictador guatemalteco había sido calificado como histórico por tratarse del primer exgobernante en ser procesado por el genocidio de poblaciones indígenas.

El exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt asistió al juicio que se sigue en su contra, por el asesinato de 1.771 indígenas ixiles entre 1982 y 1983. / EFE
El exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt asistió al juicio que se sigue en su contra, por el asesinato de 1.771 indígenas ixiles entre 1982 y 1983. / EFE

El juicio contra el exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 86 años, por el genocidio de poblaciones indígenas durante su régimen entre 1982 y 1983 fue suspendido por orden de una jueza. El proceso había sido calificado como histórico por tratarse del primer exgobernante en ser procesado por ese delito en Guatemala y varios testigos de la tragedia habían pasado por el estrado relatando el horror de aquellos años.

“Se dicta auto de apertura a juicio en contra de José Efraín Ríos Montt por los delitos de genocidio y de deberes contra la humanidad”, dijo el juez Miguel Gálvez, al leer la resolución que daba comienzo al juicio el 19 de abril. Pero el juicio dio un giro inesperado cuando un exmilitar, identificado como Hugo, quien durante la época que se juzga servía en una unidad del cuerpo de ingenieros del Ejército situada en Nebaj (norte), señaló al actual presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, como responsable de dar órdenes para asesinar a la población civil y quemar sus cosechas y pertenencias. “Los soldados que ejecutaban las masacres en el destacamento de Nebaj recibían las órdenes del comandante Tito Arias”, el alias de guerra del ahora presidente guatemalteco. Hugo, un testigo protegido de la fiscalía que prestó declaración por medio de una videoconferencia, añadió detalles espeluznantes acerca de la manera de operar de los hombres bajo el mando de Pérez Molina.

En la hoja de vida del presidente Otto Pérez, sin embargo, no figura ningún dato respecto a su paso por la zona de guerra en Quiché, se sabe que llegó como teniente, tras el golpe de Estado que el 23 de marzo de 1982 llevó a Ríos Montt al poder. Hasta entonces, Pérez Molina, formaba parte del círculo de confianza del mandatario derrocado, Romeo Lucas García.

La presidencia no respondió a las acusaciones pero el juicio continuó. Numerosas veces los abogados de Ríos Montt intentaron detener el proceso sin éxito hasta ayer cuando una jueza anunció la anulación del juicio por genocidio contra el exdictador, debido a la existencia de recursos de amparo pendientes, informó la magistrada."Se anula y se deja sin efecto lo actuado" hasta ahora durante el juicio, que comenzó en marzo. "No lo hago porque yo quiero, sino porque lo ordenó la Corte de Constitucionalidad y la Corte Suprema de Justicia", dijo la presidenta del Juzgado Primero A de Mayor Riesgo, Carol Patricia Flores.
 

Temas relacionados