Por apoyar a Palestina, EE.UU. retira ayuda económica a Unesco

En igual sentido se pronunció Israel, que dijo que replanteará su financiamiento al organismo.

Estados Unidos retiró su cooperación financiera a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), después de que Palestina fuera reconocido como estado miembro 195 de esta agencia de la ONU.

Con 107 votos favorables, 14 en contra —entre éstos EE.UU. e Israel— y 52 abstenciones, Palestina logró un triunfo que fortalece su petición de convertirse en Estado soberano de la ONU, donde se prevé que EE.UU. la vete en el Consejo de Seguridad el 11 de noviembre.

Mientras los árabes celebran lo que su canciller, Riyad Malki, llamó un paso hacia la paz, en la ONU hay preocupación por el futuro de la Unesco sin los aportes de su mayor apoyo financiero. Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU, dijo que se deberán encontrar soluciones y preservar los recursos de la agencia, que no percibirá los US$60 millones que EE.UU. debía darle este mes y que hacen parte de los US$80 millones que le entrega anualmente —cerca del 22% de la financiación total del organismo—.

Detener la entrega de fondos no es un intento de persuasión para ahogar la iniciativa árabe sino que, según la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, hay restricciones legislativas que obligan a EE.UU. a hacerlo. Dos leyes decretadas en los 90 prohíben a los norteamericanos financiar agencias de la ONU que reconozcan plenamente a Palestina mientras no exista un acuerdo de paz con Israel.

No puede decirse que sin el dinero estadounidense la Unesco vaya a desaparecer. EE.UU. ya se había retirado de la agencia desde 1984 hasta 2003, porque no estaba de acuerdo con la gestión del organismo, que sin embargo sobrevivió.

La suspensión del flujo de dinero tampoco implica que EE.UU. se aísle de la Unesco. “Consultaremos con el Congreso para garantizar que los intereses y la influencia de EE.UU. se mantienen”, dijo Nuland, y agregó que la agencia “beneficia nuestros intereses en educación, ciencia, cultura y comunicaciones”.

Luego de que se conociera el reconocimiento de Palestina, el Ministerio de Exteriores israelí también anunció que se replanteará su colaboración a la Unesco. De hacerlo, sumado a EE.UU., la agencia perdería al menos un cuarto de su presupuesto.

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice, afirmó que la admisión de Palestina “daña profundamente” a esta agencia y no sustituye las negociaciones directas entre israelíes y palestinos. Norteamericanos y judíos reiteran que el reconocimiento palestino es ‘unilateral’ y no conducirá a la paz ni cambiará la situación en el terreno.

En contraposición, el presidente palestino, Mahmud Abás, afirmó que la admisión en la Unesco “es una victoria del derecho, la justicia y la libertad”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas