Argentina espera que archivos de EE.UU. ayuden en juicios sobre dictadura

Los archivos desclasificados hoy por Estados Unidos, correspondientes al periodo 1977-1980, incluyen testimonios de denuncias por torturas y detenciones clandestinas durante la dictadura.

Archivo AFP

El Gobierno argentino dijo hoy que apuesta a que la desclasificación de archivos por parte de Estados Unidos brinde una "ayuda importante" a los juicios por violaciones a los derechos humanos ocurridos en el país suramericano durante la última dictadura militar (1976-1983).

"Es un material que viene seguramente a confirmar mucho de lo que ya se fue diciendo en juicios y testimonios", aseguró el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, en una conferencia de prensa brindada en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino.

"Apuesto a que va a traer ayuda importante a los juicios, va a traer calma también a muchas familias. Quizás no por la novedad, quizás por la ratificación de hechos", agregó el funcionario.

Avruj también afirmó que esta desclasificación "va a estimular a muchos otros que tienen archivos de este tipo" y adelantó que "muy pronto" llegará al país suramericano la documentación del Vaticano sobre la última dictadura argentina.

Los archivos desclasificados hoy por Estados Unidos, correspondientes al periodo 1977-1980, incluyen testimonios de denuncias por torturas y detenciones clandestinas durante la dictadura, cartas entre la dictadura argentina y la administración de Jimmy Carter (1977-1981), informes y resúmenes diplomáticos, entre otros.

Los 1.078 documentos representan una "excursión mental macabra" por "una página muy negra de la historia argentina", dijo por su parte el vicecanciller Carlos Foradori.

El funcionario también consideró que "el camino de construcción de confianza" con Estados Unidos permitió la desclasificación, a la que se había comprometido el presidente estadounidense, Barack Obama, en su visita oficial al país austral en marzo pasado.

El Gobierno argentino entregó hoy una copia completa de los documentos a la organización de derechos humanos Abuelas de Plaza de Mayo, cuyo secretario, Abel Madariaga, estuvo presente en la Casa Rosada en la conferencia de prensa.

La información se suma a los archivos ya desclasificados en 2002 por Estados Unidos y a los facilitados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en mayo de este año.

Según el representante especial para los Derechos Humanos de la Cancillería, Leandro Despouy, el Gobierno ha celebrado también acuerdos de entrega de información con Brasil, Uruguay y Chile sobre el Plan Cóndor, como se denominó a la represión coordinada entre las dictaduras militares del Cono Sur.