Argentina repudia nuevo lanzamiento de misiles británicos desde Malvinas

En 1982, ambos países libraron una guerra que costó la vida de 649 soldados argentinos y 255 británicos.

Islas Malvinas EFE
Islas Malvinas EFE

El gobierno argentino manifestó su repudio al nuevo lanzamiento de misiles desde las islas Malvinas que Gran Bretaña tiene previsto realizar en el marco de un ejercicio militar que tendrá lugar a partir del próximo lunes, en un comunicado divulgado el viernes por la cancillería.

"El Gobierno argentino repudia categóricamente la realización por parte del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de nuevos ejercicios militares con lanzamientos de misiles desde las Islas Malvinas, anunciados por las fuerzas militares británicas, que tendrán lugar entre el 8 y el 19 de octubre", señala la nota de prensa.

A raíz de este ejercicio, segundo desde julio pasado, la cancillería citó a la embajada del Reino Unido para efectuar una protesta formal y lo mismo hizo con la representación de la Unión Europea en Buenos Aires.

Para Argentina, el ejercicio "constituye una flagrante contradicción" al llamado internacional para solucionar pacíficamente la controversia de soberanía y "denota el desprecio" de un miembro permanente del Consejo de Seguridad ante las reiteradas exhortaciones al diálogo de Naciones Unidas (ONU).

La cancillería argentina anticipó que seguramente "el Reino Unido califique este nuevo gesto de militarización como de 'rutina'".

Sin embargo, sostiene que "el lanzamiento de misiles desde las Malvinas y el despliegue de destructores y submarinos nucleares en nuestras aguas, por repetidos, no dejan de ser un insulto al paciente llamado de los países sudamericanos" a iniciar un diálogo para resolver la disputa.

La presidenta Cristina Kirchner volvió a pedir la semana pasada ante la Asamblea General de la ONU la apertura de un diálogo con Londres y a denunciar la militarización y la introducción de armas nucleares en al Atlántico sur, declarada zona de paz.

En 1982, ambos países libraron una guerra que costó la vida de 649 soldados argentinos y 255 británicos.

Tropas británicas ocuparon el archipiélago en 1833 y expulsaron a las autoridades argentinas.