Argentina se estremece nuevamente, esta vez por un triple feminicidio

Una bebé y un niño permanecen graves luego de que un hombre asesinara a su madre, tía y abuela.

Archivo - AFP

Una bebé y un niño permanecen este lunes graves por heridas de arma blanca recibidas por un hombre que mató a tres mujeres -la madre, la tía y la abuela de los menores-, en un caso que vuelve a impactar a Argentina sacudida por la violencia machista.

"El pronóstico de los niños es reservado", dijo a la prensa el director del hospital pediátrico, Raúl Rufeil, un día después de un triple crimen en Mendoza (oeste del país), aparentemente cometido por un profesor de artes marciales a su pareja y la familia de ésta.

La bebé de 11 meses y su hermanastro han tenido mejoras en las últimas horas pero aún están con "riesgo de vida", dijo el médico.

Teresa Day, coordinadora del Ministerio Público de Mendoza, confirmó que el presunto autor de los crímenes, Daniel Zalazar, está detenido. "El desencadenante de la masacre fue la filiación de la bebé más pequeña", dijo Day.

Este nuevo crimen ocurre a menos de una semana que Argentina viviera la primera huelga de mujeres y una masiva marcha en varias ciudades del país con réplicas en capitales de América Latina, luego de la salvaje violación y asesinato por empalamiento de Lucía Pérez, de 16 años, en Mar del Plata (sur).

Según vecinos, las víctimas nunca mencionaron problemas con Salazar. Tampoco hubo denuncias de violencia doméstica y las tres mujeres de la familia habían participado de la marcha del miércoles bajo la consigna "Ni una menos".

En Mendoza, a 1.100 km de Buenos Aires, se han denunciado al menos siete feminicidios en octubre. Además ha sido epicentro de más de cinco marchas este año por la violencia de género.

A principios de año dos veinteañeras originarias de Mendoza, Marina Menegazzo y María José Coni, fueron drogadas y asesinadas cuando hacían turismo en Ecuador.

El brutal asesinato de Lucía Pérez el 8 de octubre recordó que a pesar de que existe mayor concientización de este drama como un problema del conjunto de la sociedad, no se logran bajar las estadísticas oficiales. Los cálculos dan cuenta de unas 235 mujeres asesinadas por año. En más de la mitad de los casos, los agresores fueron la pareja o expareja de la víctima.