Ariel Castro se declara inocente de secuestrar a tres mujeres durante una década

Castro, de 52 años, podría enfrentar la pena de muerte de ser hallado culpable

Ariel Castro, el estadounidense acusado de secuestrar a tres mujeres durante una década en Cleveland, Ohio, se declaró no culpable este miércoles de los cargos de secuestro, violación y homicidio por haber golpeado a una de las plagiadas embarazada hasta provocarle un aborto.

Un gran jurado acusó a Castro de dos cargos de homicidio agravado por obligar a abortar a una de las jóvenes cautivas, junto a 139 cargos de violación, 177 de secuestro, 7 de abuso sexual, 3 de asalto criminal y uno por posesión de armas delictivas. 

El abogado de Castro presentó la declaración en una breve comparecencia ante la justicia. El acusado estuvo presente en la sala vestido con la clásica indumentaria de preso color naranja, pero permaneció con la cabeza gacha y no dijo una palabra.

El caso salió a la luz después de que Amanda Berry, de 27 años, lograra escapar el 6 de mayo de la casa de Castro junto a su hija de seis años, tras captar la atención de un vecino sacando su mano por la puerta.

La policía encontró luego a otras dos cautivas en la casa: Gina DeJesus, de 23 años, y Michelle Knight, de 32. Las tres mujeres habían sido raptadas en 2002, 2003 y 2004.

Castro, de 52 años, podría enfrentar la pena de muerte de ser hallado culpable de homicidio agravado, considerado un delito capital en Ohio si ocurre en el marco de un secuestro.

La mayoría de los estados de Estados Unidos tienen leyes de homicidio fetal, que permiten castigar a quienes lastiman a mujeres embarazadas, a la vez que garantizan el derecho de la mujer de realizarse un aborto legal.

El secuestro y la violación no son delitos capitales a pesar de la terrible experiencia impuesta a las tres mujeres, secuestradas en la calle después de que Castro se ofreciera llevarlas a sus casas cuando tenían 14, 16 y 20 años.

 

últimas noticias