Arranca juicio por crímenes coordinados entre dictaduras suramericanas

El proceso es por crímenes de lesa humanidad cometidos bajo el Plan Cóndor, el acuerdo represivo de las dictaduras del Cono Sur en los años 70 y 80.

La Justicia argentina inició este martes en Buenos Aires el juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos bajo el Plan Cóndor, el acuerdo represivo de las dictaduras del Cono Sur en los años 70 y 80, que tiene a los exdictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone como principales imputados.

Entre los 25 acusados figura también el exministro del Interior de la dictadura argentina (1976-1983) Albano Harguindeguy, el exgeneral Luciano Benjamín Menéndez, que acumula siete condenas por cadena perpetua, y los también exaltos cargos militares Antonio Bussi, Santiago Riveros y Ramón Díaz Bessone.

El único extranjero que se sienta en el banquillo es el uruguayo Manuel Cordero, que fue extraditado desde Brasil y está acusado de privación ilegítima de la libertad.

El Tribunal Oral en lo Federal 1 de Buenos Aires juzga los delitos cometidos contra 106 víctimas, de las que 48 son uruguayas y las demás de nacionalidad argentina, paraguaya, chilena, boliviana y peruana.

"Este juicio tiene una importancia fundamental porque demostrará que hubo una asociación ilícita de las dictaduras suramericanas para detener y hacer desaparecer a opositores políticos y permitirá que todas las víctimas del continente obtengan justicia", declaró a Efe la abogada querellante Alcira Ríos.

La "Operación Cóndor" o "Plan Cóndor" fue implementado por las dictaduras de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Perú, Ecuador y Paraguay para compartir información, perseguir, asesinar, desaparecer o deportar a disidentes fuera de sus países.