Wikileaks es "culpable moralmente", dice Secretario de Defensa de EE.UU.

El portal "ha publicado los documentos sin tener en cuenta las consecuencias" que pueda tener, recalcó Robert Gates.

El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, afirmó que Wikileaks es "culpable moralmente" de lo que pase a las tropas y al personal afgano por la publicación de 76.000 documentos clasificados sobre la guerra en Afganistán.

En una entrevista grabada con la cadena ABC, el responsable del Pentágono fue más suave con Wikileaks a la hora de criticar la divulgación de información sensible desde el punto de visto de la inteligencia y la seguridad de las tropas, que el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el almirante Mike Mullen, quien dijo esta semana que la organización "tiene las manos manchadas de sangre".

Tras la filtración de los documentos -que revelan operaciones encubiertas, muertes de civiles de las que nunca se informó y denuncian la ayuda de los servicios secretos paquistaníes al movimiento talibán- los insurgentes aseguraron que buscarán a las personas nombradas en los papeles para tomar represalias.

Para Gates, las declaraciones de los talibanes justifican la preocupación del Gobierno estadounidense de que las vidas de personal afgano y de soldados de EE.UU. y de las fuerzas aliadas puedan estar en riesgo por la filtración.

"Mi postura es que hay dos áreas de culpabilidad. Una es la culpabilidad legal (...) pero también está la culpabilidad moral y es aquí donde creo que es culpable Wikileaks", afirmó.

El portal "ha publicado los documentos sin tener en cuenta las consecuencias" que pueda tener, recalcó el secretario de Defensa.

Mullen por su parte, que fue entrevistado en NBC, dijo que la filtración no tenía "precedentes" en su alcance y volumen.

De hecho, la divulgación de los documentos clasificados ha sido calificado como la mayor filtración desde los llamados "Papeles del Pentágono", un estudio secreto del Departamento de Defensa sobre la implicación política-militar de EE.UU. en Vietnam de 1945 a 1967 que revelaba las mentiras del Gobierno del presidente Lyndon Johnson y que fue publicado en 1971 por el New York Times.

El jefe del Estado Mayor Conjunto también aseguró que el Pentágono está intentando proteger a los informantes afganos que figuran en los 91.000 documentos que tiene en su poder Wikileaks, que publicó el domingo pasado uno 76.000, pero que afirma disponer de otros 15.000, después de la amenaza de los talibanes.

Gates aseguró además que los pakistaníes han intensificado su cooperación con EE.UU. en su lucha contra los insurgentes en áreas tribales en la frontera con Afganistán comparado con hace 18 meses.

Uno de los documentos filtrados hace referencia a la posibilidad de que los talibanes tengan misiles Stinger, pero el secretario de Defensa dijo no creer que eso sea cierto.

"No lo creo", afirmó rotundamente.

El titular del Pentágono aseguró además que esa milicia se equivoca si piensa que únicamente deben aguantar hasta julio de 2011, fecha en la que el Gobierno de EE.UU. prevé comenzar la retirada de las tropas estadounidenses.

"Nuestro mensaje es que no vamos a abandonar Afganistán en julio de 2011. Comenzaremos un proceso de transición y una retirada que dependerá de las condiciones sobre el terreno", explicó.

De hecho, advirtió a los talibanes, "las primeras retiradas serán bastante limitadas" en el número de tropas que regresará a EE.UU.

Temas relacionados