Avisan a turistas de “prejuicios racistas” en España

La advertencia la hizo el Departamento de Estado de EE.UU. luego de un caso particular con afroamericanos.

El Departamento de Estado de EE.UU. advierte a los turistas de que “prejuicios racistas pueden contribuir al arresto de los afroamericanos que viajen a España”. La Oficina de Asuntos Consulares, dependiente del departamento que dirige Hilary Clinton, lo remarca así en su página web oficial. En ella ofrece detallada información sobre la situación social y política de todos los países del mundo. En la sección dedicada a España y Andorra recuerda los potenciales peligros del terrorismo etarra, al subrayar los últimos atentados en Mallorca y Burgos.

Este aviso viene siendo habitual en los últimos años. No lo es tanto la denuncia de “informes aislados” de detenciones por motivos racistas. El texto pone de relieve que “recientemente” dos trabajadores afroamericanos del gobierno fueron “interrogados por la policía en Barcelona sin motivo aparente” y afirma que uno de los funcionarios “fue detenido y sufrió daños físicos durante el proceso” sin dar más información al respecto. La Policía Nacional ha alertado de las acusaciones de racismo, que se hacen de forma oficial por un órgano de la Administración americana. Fuentes policiales achacan los arrestos al cumplimiento de la circular 1/2010 de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras que el Ministerio de Interior remitió en Enero a todas sus comisarías.

Por esta norma se creó una nueva figura jurídica: la detención “a efectos de identificación”. Según denunció en su día el Sindicato Unificado de la Policía, (SUP) esta norma supone la “vulneración de los derechos de los inmigrantes” y tiene la finalidad de “presentar unas estadísticas colmadas de detenciones”. El Ministerio del Interior ha remitido al de Asuntos Exteriores y Cooperación y ha negado tener información sobre detenciones de ciudadanos norteamericanos.

La embajada estadounidense en España ha remarcado que se trata de “un incidente aislado” y que así lo refleja el escrito, que “pone de manifiesto que España es un país seguro”. El Departamento de Estado “hace notas de todo lo relativo en un pais” han destacado fuentes diplomáticas restando importancia al suceso.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación tampoco quieren avivar la polémica y recuerdan que “cada país incluye lo que le parece pertinente en las recomendaciones a sus viajeros”.

Temas relacionados