Estados Unidos venderá aviones F-15 a Arabia Saudí

Son 84 aviones de combate pero no los equipará con el armamento de largo alcance.

El gobierno del presidente Barack Obama venderá 84 aviones de combate F-15 a Arabia Saudí pero no los equipará con el armamento de largo alcance a cuya inclusión de opone Israel, informó el diario The Wall Street Journal.

En un artículo de primera página el diario, que cita como fuente de su información a funcionarios y diplomáticos que no identifica, sostuvo que la propuesta transacción, con un valor de 30.000 millones de dólares a lo largo de diez años, "sería una de las mayores ventas de su tipo".

"Los israelíes han comunicado repetidas veces, por canales privados, su preocupación de que EEUU corre el riesgo de socavar su ventaja militar equipando a los rivales regionales con las tecnologías de vuelo más avanzadas", señaló el diario.

Aunque Israel sigue teniendo reservas acerca de la venta, "no se espera que ese país la obstaculice cabildeando ante el Congreso, el cual puede demorar la transacción o puede pedir sus propias garantías", continuó el artículo.

El gobierno de Obama ha promovido la venta de armamento avanzado a los países del Golfo como medio de contrarrestar el poderío de Irán, recordó The Wall Street Journal que apunto que EEUU ya ha avanzado ventas de armas a los Emiratos Árabes Unidos y otros estados del área.

"Irán no es la única amenaza que enfrenta Arabia Saudí", añadió el diario. Los saudíes ya han reforzado considerablemente su ejército permanente desde la invasión de Kuwait por parte de Irak (en 1980)", continuó.

A principios de este año las fuerzas armadas saudíes sufrieron numerosas bajas durante enfrentamientos con rebeldes yemeníes en su frontera sur, y "ese es el tipo de conflictos en el cual una nueva flotilla de aviones de combate parece ideal".

Pero la magnitud de la transacción con Arabia Saudí por los aviones F-15 "ha inquietado a Israel y a sus aliados en el Congreso en un momento en el cual las relaciones entre Israel y Estados Unidos son particularmente difíciles", según The Wall Street Journal.

Temas relacionados