Nagasaki conmemoró 65 años de la bomba atómica que sobre ellos lanzaron

Por primera vez en los 13 lustros, en la ceremonia participaron EE.UU. y Reino Unido.

Nagasaki conmemoró este lunes el 65 aniversario del bombardeo atómico de la ciudad lanzada por EE.UU. con una ceremonia a la que por primera vez asistieron representantes de Reino Unido y Francia.

A las 11.02 hora local, 02.02 GMT, el momento en el que la bomba, conocida como “Fat Man”, detonó hace 65 años, se guardó un momento de silencio en memoria de las víctimas. En la ceremonia oficial, el primer ministro japonés, Naoto Kan, dijo que Japón tiene la obligación moral de tomar el liderazgo para alcanzar un mundo sin armas nucleares al ser el único país víctima de un ataque atómico.

Asimismo, indicó que es necesario que se mantenga la memoria y se traduzcan los testimonios de los testigos de aquel bombardeo para que sean accesibles a las generaciones futuras en todo el mundo. Se estima que a finales de 1945, habían fallecido alrededor de 74.000 personas por la explosión sobre Nagasaki, ocurrida tres días después del ataque a Hiroshima, aunque el número de muertos en los años siguientes por las secuelas de las radiaciones fue mucho mayor.

En la ceremonia, el alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, pidió la eliminación del armamento nuclear en el mundo y exigió al gobierno nipón que transforme en ley los tres principios no-nucleares de Japón, de no producir, no poseer y no dejar transitar por su territorio armas nucleares.

Asimismo, indicó que la seguridad de Japón no depende del “paraguas” nuclear que ofrece Estados Unidos sobre su territorio y criticó el acuerdo de cooperación nuclear civil que Tokio negocia con la India, país que no ha firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear.

La emotiva ceremonia tiene lugar tras la conmemoración del bombardeo nuclear de Hiroshima al que asistieron por primera vez un enviado oficial de EE.UU. y un secretario general de Naciones Unidas, con la visita de Ban Ki-moon a la ciudad.

La conmemoración de este lunes tuvo lugar en el Parque de la Paz de Nagasaki, cerca del lugar sobre el que detonó la bomba, con la presencia de supervivientes y familiares de las víctimas. La edad media de los supervivientes de los ataques sobre Hiroshima y Nagasaki ya supera los 76 años y el número oficial de “hibakusha” (víctimas de la bomba atómica) ha bajado desde los 370.000 hasta los 227.565, según datos recopilados hasta finales de marzo.

En el evento estuvieron presentes representantes de 32 países, entre ellos los de Francia y Reino Unido, dos potencias nucleares que participaron en el homenaje por primera vez. Tras los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, Japón ofreció su rendición el 15 de agosto de 1945, lo que puso fin a la II Guerra Mundial.

últimas noticias