Polémica entre Reporteros sin Fronteras y Wikileaks

Mientras que el primero lamentó la publicación de documentos sobre Afganistán, el segundo dijo que los dará a conocer todos.

Reporteros sin Fronteras (RSF) lamentó este miércoles que la web Wikileaks, que recientemente publicó miles de documentos militares con datos sobre la guerra en Afganistán, haya puesto en peligro la vida de los colaboradores afganos de la coalición internacional en ese país, al revelar su identidad.

“Los talibanes y otros grupos armados pueden establecer (...) a partir de dichos documentos una lista negra de personas a las que que matar y contra las que llevar a cabo sangrientas venganzas”, aseguró el secretario general de RSF, Jean-François Julliard, en una carta abierta dirigida al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Esta actuación no sólo pone en riesgo a las fuentes sino, también, “al futuro de internet como soporte de información”, agregó la organización por la libertad de prensa, que teme que las filtraciones puedan constituir “una buena razón para que unos Estados conocidos como democráticos vigilen internet más de cerca”. RSF criticó además la “metodología” empleada por Wikileaks pues “un trabajo periodístico implica una selección de la información” y no sólo “publicar sin discernimiento 92.000 documentos clasificados”.

“Wikileaks es un medio de comunicación y, como tal, está sometido a las normas de responsabilidad de publicación” de todos los demás, agrega RSF. No obstante, Reporteros sin Fronteras reconoce la utilidad del trabajo de Wikileaks, que en otras ocasiones ha puesto a disposición del público “información que revelaba los graves ataques a los derechos humanos y a las libertades públicas cometidas por la administración” del ex presidente de EEUU, George W. Bush.

RSF cita como ejemplo el video difundido por esa web el pasado mes de abril en el que se veía cómo en julio de 2007 un helicóptero estadounidense masacraba en Bagdad a un equipo de colaboradores de la agencia de noticias británica Reuters.

De otro lado, el vocero de WikiLeaks, Julián Assange, anunció que su organización se dispone a difundir el resto de los archivos secretos sobre la guerra de Afganistán. Assange no dio un plazo para su publicación, pero aclaró que todos los documentos serán revelados.

Temas relacionados