Obama autoriza seguir con asistencia en interdicción aérea de Colombia

Washington comenzó a respaldar los esfuerzos de vigilancia e interdicción aérea en Colombia a principios de la década de 1990.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, autorizó el jueves la continuación de la asistencia estadounidense para la interdicción aérea en Colombia contra el narcotráfico, debido a la "extraordinaria amenaza" que eso supone para la seguridad nacional en ese país.

La Casa Blanca informó en un comunicado que Obama envió un memorándum a los secretarios de Defensa y de Estado, Robert Gates y Hillary Clinton, respectivamente, con la decisión de continuar el programa de interdicción aérea contra los narcotraficantes en Colombia.

En el documento, el mandatario estadounidense explicó que "certificó" que la interdicción de vuelos sospechosos de narcotráfico es "necesaria" debido a la "extraordinaria amenaza que representa el tráfico de drogas ilícitas a la seguridad nacional de ese país".

Agregó que Colombia cuenta con los "procedimientos apropiados para proteger contra la pérdida de vidas inocentes por aire y tierra" en conexión con las operaciones de interdicción del narcotráfico.

Esos procedimientos incluyen, como mínimo, "métodos eficaces" para identificar aeronaves civiles que se sospeche estén involucradas en el narcotráfico y emitir una advertencia antes del uso de la fuerza contra esos vuelos.

La determinación de Obama responde a la cláusula 1012 de una ley de defensa de 1995, en la que el Ejecutivo debe "certificar" la necesidad de que continúe el programa de interdicción aérea "debido a la extraordinaria amenaza" que supone el narcotráfico para la seguridad nacional de Colombia.

Por ley, el Ejecutivo también debe certificar que Colombia ha puesto en marcha medidas para evitar la muerte de personas inocentes, mientras ejecuta el programa de vigilancia contra los narcotraficantes. El Ejecutivo divulga este documento anualmente para estas fechas.

Con esta determinación del Ejecutivo, el siguiente paso es que Clinton notifique al Congreso sobre la continuidad de la ayuda de EE.UU. para la interdicción aérea y la publique en el diario oficial del Gobierno ("Federal Register").

El Gobierno de Washington comenzó a respaldar los esfuerzos de vigilancia e interdicción aérea en Colombia y Perú a principios de la década de 1990.

Esa ayuda fue suspendida en abril de 2001, tras el derribo accidental por parte de la Fuerza Aérea de Perú de una aeronave civil en la que viajaban misioneros estadounidenses.

Estados Unidos y Colombia reanudaron el programa en agosto de 2003, tras acordar nuevos mecanismos de supervisión y presentación de informes.

Colombia es aliado clave de EE.UU. en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo y es, después de Israel, el segundo receptor de ayuda estadounidense.

La Casa Blanca divulgó el memorándum pocos días después de reafirmar el compromiso de EE.UU. de estrechar los vínculos de cooperación con el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien asumió el poder el pasado 7 de agosto.

Temas relacionados