Arranca campaña en medios de candidatos presidenciales de Brasil

Este miércoles se llevará a cabo un debate entre Dilma Rousseff y José Serra a través de internet.

La campaña para las elecciones de octubre en Brasil llega a su fase decisiva este martes, con el inicio de la propaganda en televisión, que comienza con la oficialista Dilma Rousseff como favorita para suceder al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Las últimas encuestas le atribuyen a Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), una intención de voto del 41 por ciento, contra el 33 por ciento que obtendría el abanderado del opositor Partido de la Social Democacia Brasileña (PSDB), José Serra.

En tercer lugar se sitúa la candidata del Partido Verde (PV), Marina Silva, con el respaldo del 10 por ciento de los electores, lo que configura un escenario altamente polarizado entre Rousseff y Serra, quienes se han alternado en la preferencia de los votantes en los últimos meses.

Por las dimensiones del país, la televisión se considera el medio de difusión política por excelencia en Brasil y todos los analistas coinciden en que la etapa de la campaña que comenzará este martes será la que terminará de inclinar una balanza hasta ahora favorable a Rousseff.

El tiempo que cada candidato tendrá para sus mensajes gratuitos por televisión ha sido fijado en función de la representatividad que los partidos que los apoyan tienen en el Congreso, un apartado en el que la candidata oficialista también cuenta con ventaja.

La coalición de diez partidos que encabeza el PT le garantizará a Rousseff un tiempo de 10 minutos y 38 segundos para sus programas, que al igual que los del resto de los candidatos serán emitidos dos veces cada martes, jueves y sábado.

Serra contará con 7 minutos y 18 segundos y Marina Silva tendrá 1 minuto y 23 segundos, mientras que otros 6 candidatos, en su mayoría perfectos desconocidos para la mayoría de los votantes y con una intención de voto menor al 2 por ciento, sólo dispondrán de entre 55 y 62 segundos.

Según ha anunciado el PT, la gran atracción de sus programas en televisión será, junto con Rousseff, el propio Lula, quien mantiene una popularidad cercana al 80 por ciento y se ha metido de lleno en la campaña de la candidata que escogió a dedo para continuar con su obra de Gobierno.

Lula ya ha participado en varios mítines junto a Rousseff y el pasado fin de semana difundió un vídeo por internet en el que pidió a los brasileños que apoyen a su candidata, a fin de profundizar los avances que ha experimentado el país en lo social y lo económico.

A partir de este martes, el presidente actuará como “presentador” de los espacios de Rousseff, quien sustenta toda su oferta electoral en los programas que Lula ha desarrollado desde que llegó al poder, en enero de 2003.

El PT adelantó que el primer programa de Rousseff la mostrará en un recorrido por una barriada popular de Río de Janeiro, en la que el Gobierno ha desarrollado importantes obras de saneamiento y ha implantado vastos planes dirigidos a reforzar la seguridad.

En el caso de Serra, su primer programa intentará sensibilizar a los votantes en torno a la necesidad de mejoras en la salud pública, un área por la que tiene una clara obsesión. Serra fue ministro de Salud en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003) y es recordado como uno de los mejores gestores que el país ha tenido en esa área, por lo que apuesta a enfatizar su oferta de ampliar y perfeccionar las redes de atención públicas para recortar distancias con Rousseff.

Además de elegir a un nuevo presidente, los brasileños irán el 3 de octubre próximo a las urnas para escoger a los 27 gobernadores del país y a los 513 diputados, así como para renovar dos tercios del Senado y todas las asambleas legislativas regionales.

Los miles de aspirantes a esos cargos aparecerán en las versiones regionales de los programas de los candidatos presidenciales, con lo que, desde este martes, la televisión brasileña se llenará de mensajes proselitistas hasta el 30 de septiembre, cuando se abrirá el período de reflexión previo a la jornada electoral del 3 de octubre.

 

últimas noticias

De esta carne no comerás