Irán exhibe su primer "bombardero" sin piloto y lanza advertencias

Bautizado Karrar este aparato es el "símbolo del progreso de la industria de defensa de Irán", dijo Mindefensa.

Los líderes iraníes presentaron el domingo un "bombardero" no tripulado (drone), con un alcance de 1.000 km, en una ceremonia destinada a mostrar la capacidad de respuesta de la República Islámica a un eventual ataque contra sus instalaciones nucleares.

Bautizado Karrar (atacante, en persa) este aparato es el "símbolo del progreso de la industria de defensa de Irán", dijo el ministro de Defensa, general Ahmad Vahidi, durante la ceremonia, a la que asistía igualmente el presidente Mahmud Ahmadinejad.

"Además del avión no tripulado que hoy (domingo) presentó el presidente, la República Islámica de Irán posee otros aparatos teleguiados que también tienen un alcance de 1.000 km", declaró Vahidi, citado por la agencia Fars.

Según la televisión, que mostró imágenes del bombardero teleguiado, este drone está dotado de un motor turbo que le permite alcanzar una velocidad de 900 km/h y puede transportar diferentes tipos de bombas y misiles.

El avión fue presentado como el primer "avión sin piloto portador de bombas" producido por Irán y "capaz de recorrer largas distancias a gran velocidad".

Puede llevar cuatro misiles invisibles para los radares y dos bombas de más de 110 kg, según la misma fuente.

A comienzos de año Estados Unidos había expresado su inquietud por el programa de drones iraníes.

Con este nuevo "bombardero" teledirigido, Irán entra al pequeño club de países, entre ellos Estados Unidos, Francia e Israel, capaces de fabricar este tipo de aparatos, precisó la televisión estatal.

En su discurso, el presidente Ahmadinejad lanzó una advertencia a Estados Unidos e Israel, países que no han descartado la opción militar contra el programa nuclear iraní.

"Antes de ser un mensajero de la muerte para los enemigos, Karrar es portador de un mensaje de grandeza para la humanidad", declaró Ahmadinejad.

Pero "no estamos bromeando. No permitiremos que una banda de criminales cree la inseguridad. Ellos (Estados Unidos e Israel) han dicho que todas las opciones están sobre la mesa. Pues bien, nosotros les decimos lo mismo", advirtió Ahmadinejad.

"Irán no ha tenido nunca la intención de atacar a otro país", añadió, sino que desea "reforzar su capacidad de defensa para disuadir a los enemigos de cualquier intento de agresión".

Karrar fue presentado al día siguiente del lanzamiento técnico de la primera central nuclear de Busher, signo de la voluntad de Teherán de proseguir su programa nuclear, pese a las presiones y a las sanciones internacionales.

Hace dos días también realizó con éxito el ensayo del misil tierra-tierra Qiam, presentado como un proyectil con "aspectos técnicos nuevos y una capacidad táctica única".

Según el ministro de Defensa, este misil "no tiene alas y posee un gran poder táctico que reduce las posibilidades de que sea interceptado".

Irán prevé por otra parte inaugurar en los próximos días dos líneas de producción de lanchas rápidas Seraj y Zolfagar, equipadas con lanzamisiles.

Teherán ha multiplicado en los últimos meses los anuncios sobre el desarrollo de nuevos armamentos, sobre todo sistemas de misiles, drones, lanchas rápidas o submarinos.

Estados Unidos e Israel afirman regularmente que no descartan un ataque contra Irán para impedir que prosiga su controvertido programa nuclear, lo que le ha valido a Teherán varias condenas del Consejo de Seguridad de la ONU y severas sanciones económicas de parte de los países occidentales.

Los occidentales sospechan que Irán, pretextando investigaciones civiles, busca dotarse de la bomba atómica.

Temas relacionados