Cientos de chilenos celebran en Santiago que los 33 mineros estén vivos

A los 33 mineros que se encuentran en un socavón desde hace 17 días se les dará comida a través de sondas.

Cientos de chilenos se congregaron el domingo en la céntrica Plaza Italia de Santiago para celebrar la noticia de que están vivos los 33 mineros atrapados desde hace 17 días a 700 metros de profundidad en un yacimiento del norte del país.

"Es emocionante. Fue impactante escuchar que estaban vivos. Te juro, no me pude quedar en la casa porque era tan lindo todo esto, tenía que gritar 'Viva Chile, mierda'", explicó Olga Cela mientras se secaba las lágrimas.

Como cientos de chilenos, pocos minutos después de conocerse la noticia de que los mineros estaban vivos, entre ellos un boliviano, Olga salió a la calle, bandera en mano, rumbo a esta céntrica plaza a la que suelen acudir los santiaguinos para celebrar los triunfos deportivos.

La felicidad inundó las calles de la capital, que fueron tomadas por coches que pitaban a su paso y de cuyas ventanas asomaban banderas de Chile, mientras que el himno chileno sonaba de fondo coreado por adultos y niños.

"Felicidad, alegría, hartas cosas siento. No se puede explicar", señaló a Efe el adolescente Gonzalo Maira, que levantaba una enorme bandera chilena junto a un amigo para celebrar la noticia.

"Que bueno que Dios quiso que vivieran", "Viva Chile y sus mineros", "Dios es grande", se leía en algunos de los carteles que izaban los chilenos congregados en torno a la estatua del militar y ex presidente chileno Manuel Baquedano.

"Es algo indescriptible, lo más lindo que me ha pasado en la vida", indicó emocionado Jorge Tapia, que explicó que estaba viviendo una depresión y que los mineros le han dado fuerza.

También le llegó "muy profundo" a Carlos Cabañas, que los creía muertos. "Es un éxito que les hayan encontrado vivos", apuntó.

Otros, sin embargo, nunca perdieron la esperanza de que los encontrarían con vida.

"La fe no se pierde. Dios mueve montañas", explicó Cela, a lo que Adela Núñez, que salió a la calle junto a su hermana, añadió que "la fuerza de las familias que les esperaban a la entrada de la mina les ayudó a seguir adelante".

Una esperanza que, dijeron, tampoco perderán en los próximos tres o cuatro meses, tiempo que, según el Gobierno, necesitarán para rescatar a los mineros atrapados.

"Antes era fuerza, ahora es paciencia", indicó Víctor López, que irrumpió en la plaza santiaguina en moto, tocado con un casco que creó para el mundial de fútbol de Sudáfrica, sobre el que pintó la bandera chilena y enganchó varias bocinas.

"Espero poder estar ahí en el norte con este casco el día que los saquen", dijo al recordar que conoce a gente que trabaja en la minería, por lo que entiende perfectamente por lo que están pasando las familias de los trabajadores atrapados.

Bajo una lluvia de confeti, unos se abrazaban, otros lloraban, algunos incluso rezaban, pero todos celebraban "el triunfo de los mineros" en "un gran día para el país".

En los diferentes estadios, donde este domingo se jugó una jornada de fútbol, nada más enterarse de la noticia, los hinchas comenzaron a exhibir pancartas en la gradas saludando a los mineros.

 La buena noticia de Piñera

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, subrayó este domingo que el rescate de los 33 mineros tardará meses, pero que la "espera será distinta", gracias a la certeza de que los trabajadores están vivos.

Las autoridades, que ingresaron una cámara de televisión al fondo del mineral, comenzaron a ejecutar los trabajos de rescate final.

"Sí, vamos a acelerar el trabajo de rescate", subrayó Piñera.

El presidente, presente en la entrada de la mina ubicada a 800 km al norte de Santiago mostró ante las cámaras una carta escrita con lápiz rojo que los mineros lograron hacer llegar al exterior, en la que señalan que los 33 atrapados están con vida.

El mensaje dice: "Estamos bien en el refugio los 33".

"Esto salió de las entrañas de la tierra", dijo Piñera mientras mostraba el papel que los mineros enviaron a la superficie. "Es el mensaje de nuestros mineros que nos dicen que están vivos, que están unidos", añadió el mandatario.

Los mineros quedaron atrapados el pasado 5 de agosto en un yacimiento de cobre y oro, y este domingo fueron contactados a través de una sonda que llegó hasta los 700 metros de profundidad, donde se encuentran los trabajadores. En la sonda fue que los mineros hicieron llegar el papel a la superficie.

"Agradezco a los mineros por el valor, por el coraje de haber resistido más de dos semanas en las profundidades de la montaña", dijo el presidente.

"Ahora tenemos que seguir trabajando. Tenemos que entubar la sonda para poder llegar con hidratación, con alimentos, iluminación y comunicación. Pero lo más importante ya llegó: el apoyo moral. Los mineros saben que estamos trabajando por su rescate. Saben que es cuestión de días para recuperarlos", añadió el mandatario.

A partir de ahora se buscará hacer el rescate físico de los mineros, una tarea que puede tomar varios meses.

Previamente, Andrés Sougarret, ingeniero a cargo de las labores de rescate, había señalado que en paralelo se prepara ya un operativo de rescate que no duraría menos de cuatro meses.

Para ello se utilizaría una máquina de mayor potencia a las que actualmente operan, y que permitiría perforar en dirección a la galería donde se ubicarían los mineros "una chimenea de 66 cm de diámetro" en unos "120 días por lo menos". Es a través de esa chimenea que deberían salir los mineros atrapados.

Celebración de familiares

Familiares de 33 mineros atrapados desde hace 17 días tras un derrumbe en una mina al norte de Chile celebraban este domingo con júbilo ante una versión extraoficial de que los mineros estarían con vida en el interior de un refugio, según imágenes de la televisión estatal.

Un minero que trabajaba en las labores de rescate dijo a televisoras locales que en uno los tubos metálicos extraídos de un agujero producido por una sonda, se habría encontrado un papel en que se leía "33 mineros vivos en el refugio".

Una perforadora llegó este domingo a una galería cerca del refugio donde se suponía que deberían estar los mineros resguardados. Se espera que en las próximas horas arribe al yacimiento San José el presidente Sebastián Piñera, quien podría confirmar esta noticia.

Temas relacionados