“Estamos todos sanos y con hambre”: mineros chilenos

Es la primera vez que se tiene comunicación telefónica con ellos.

“Estamos todos sanos y con hambre”, dijeron este lunes en su primera comunicación telefónica con la superficie los 33 mineros atrapados en un yacimiento del norte de Chile.

Los obreros, que llevan 18 días bajo tierra, pidieron comida y también oxígeno, explicó André Sougarret, jefe del equipo de rescate, quien aseguró que “ése es un tema que les ha complicado”. Además de agua, medicinas y alimento líquido, los socorristas comenzaron a mandarles oxígeno, empleando unos cilindros que hacen descender hasta el refugio donde están los mineros, utilizando para ello el conducto de la sonda que ayer permitió comprobar que están sanos y salvos.

Sougarret, que no ha dado detalles del mecanismo de comunicación con los mineros, explicó que seguirán perforando para tener tres vías: una para la sonda, otra para la comunicación y la tercera para la ventilación.

En tanto el ministro de Minería, Laurence Golborne, reiteró que “están bien, todos sanos, no han tenido ningún inconveniente, salvo uno que tiene dolor de estómago, y dicen que tienen mucha hambre por razones obvias”.

Golborne dijo, además, que los trabajadores le consultaron sobre el estado en que se encontraban sus compañeros que salieron de la mina poco antes del derrumbe. “Cuando les contamos que estaban todos bien, se mostraron muy contentos”, precisó el ministro que ha estado en el lugar prácticamente desde el mismo día del accidente.

Por su parte, el ministerio de Salud elaboró un cuestionario que enviarán a los 33 obreros, uno de ellos boliviano, con el fin de saber exactamente sus necesidades alimenticias y médicas. ¿Cuándo fue la última vez que comiste?; ¿Estás herido, golpeado o enfermo?; ¿Estás orinando?, ¿Tienes diarrea o vómito?; ¿Quién está organizando el grupo? son algunas de las inquietudes que elaboró la autoridad sanitaria.

Por ultimo, en el municipio de Santiago señalaron que se realizan gestiones para incluir en la Cápsula Bicentenario, que se abrirá para el Tricentenario, el simbólico mensaje que enviaron este domingo los mineros atrapados en la mina San José dando cuenta de que estaban vivos.

“Estamos bien en el refugio los 33”, es la frase escrita con tinta roja, en un arrugado papel, de un blanco ya casi amarillento, que hicieron llegar adosado a uno de los platinas de la perforadora que dio con su refugio a 700 metros de profundidad. En la alcaldía explicaron que, de conseguirse la autorización, el papel ingresará directamente a la cápsula, sin pasar por el proceso de votación.

Estos han sido otros casos que desde 2006 han pasado a la historia por su éxito:

China, 2010.

En abril pasado fueron rescatados 115 mineros chinos tras nueve días atrapados en una mina de carbón a causa de una inundación en la provincia de Shanxi, centro de la industria minera nacional. Para sobrevivir se alimentaron de cortezas de árbol, papel y cartón. Otros 38 mineros no lograron sobrevivir.

China, 2008.

Tras cinco días sepultados, los equipos de rescate lograron sacar con vida a ocho mineros en la provincia de Shanxi, al norte de China (país en el que se calcula que de media mueren siete mineros al día). Uno de los trabajadores afirmó que llegó a beber su propia orina para sobrevivir.

Australia, 2006.

Solos en la oscuridad y sin suficiente espacio para ponerse de pie, dos empleados de la mina de oro de Beaconsfield sobrevivieron bajo tierra durante 14 días. Fueron víctimas de un derrumbe y una jaula blindada les sirvió de protección. Durante días bebieron el agua que se filtraba de las rocas antes de empezar a recibir alimentos y agua a través de una sonda. Dos de los mineros sobrevivieron, pero un tercero murió en la mina.

Polonia, 2006.

En febrero de ese año fue rescatado un minero tras pasar cinco días atrapado a 1.000 metros de profundidad en Silesia. Logró respirar gracias a un tubo que llegaba al exterior.

Estados Unidos, 2002.

Nueve mineros estuvieron bajo tierra durante 78 horas en una mina de carbón de Pensilvania, a 73 metros bajo tierra. Para ser localizados, se utilizaron satélites.

México, 2006.

Pudo haber sido un rescate exitoso, pero acabó en tragedia. Tras siete días en los que México estuvo en vilo siguiendo las operaciones de rescate de 65 mineros atrapados en San Juan Sabinas, en el norte del país, la compañía minera dio por muertos a los trabajadores.

Temas relacionados