'Mercader de la muerte' será extraditado a EE.UU. este miércoles

El traficante de armas ruso, Viktor Bout, será enviado desde Tailandia.

El traficante de armas ruso Viktor Bout, conocido como el "mercader de la muerte" y detenido en Tailandia, será extraditado el miércoles a Estados Unidos como lo decidió la justicia, indicó una fuente policial tailandesa.

Entre tanto, la mujer del presunto denunció que su marido permanece en una celda de castigo en Tailandia a la espera de ser extraditado a Estados Unidos.

"Las autoridades dicen que (Bout) debe seguir en una celda de castigo para garantizar su seguridad", afirmó la esposa de Bout, Ala, a la agencia Interfax.

Apodado por la prensa el "Mercader de la muerte", Bout, de 43 años, aguarda en la prisión de alta seguridad de Bang Kwang su extradición a EEUU, donde será juzgado por terrorismo y suministro de armamento a grupos como la guerrilla colombiana y Al Qaeda.

Ala agregó que su marido está "hambriento", ya que pese a recibir dos comidas diarias, éstas son "incomibles para un europeo".

"Hoy ha sido el primer día que he podido pasarle algunos alimentos básicos", señaló.

La prisión donde está Bout se conoce popularmente como Bangkok Hilton, acoge a prisioneros condenados a muerte y es famosa por la dureza de su régimen penitenciario.

El Tribunal de Apelaciones de Tailandia concedió la extradición de Bout a Estados Unidos el 20 de agosto y otorgó un plazo de noventa días para completar el traslado que, de no hacerse, supondría la puesta en libertad de Bout.

El 4 de octubre próximo un tribunal penal tailandés estudiará otros dos cargos, de blanqueo de dinero y fraude, presentados por EEUU contra Bout.

Las autoridades estadounidenses han pedido a Tailandia que se retiren esas acusaciones contra el presunto traficante de armas para acelerar su extradición, pues ésta no puede llevarse a cabo mientras Bout esté sometido a proceso.

Los servicios de inteligencia británicos y estadounidenses sostienen que Bout dirigió durante años una de las mayores redes privadas de contrabando de armas y negoció con regímenes sanguinarios en África y Asia, como los dirigidos por los talibanes o el dictador liberiano Charles Taylor.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos busca a Bout por terrorismo y le acusa de estar implicado en operaciones de venta de armas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En concreto, se le imputa la venta de unos 800 misiles tierra-aire, 5.000 fusiles de asalto AK-47, explosivos C-4 y minas antipersonal, entre otras armas.

Según el FBI, el acusado intentó adquirir una batería antiaérea y conspiró para asesinar a ciudadanos estadounidenses al proveer armas a Al Qaeda, grupo que perpetró los ataques terroristas contra Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001.

últimas noticias

¿Qué va a pasar ahora con Puigdemont?