Mineros atrapados están deshidratados y han bajado mucho de peso

El ministro de Salud de Chile señaló que "el escenario médico sigue siendo razonable".

Los 33 mineros atrapados desde hace 21 días a 700 metros de profundidad en el norte de Chile sufren deshidratación y han bajado mucho de peso, pero su condición médica sigue siendo "razonable", dijo este jueves el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

"El escenario médico sigue siendo razonable", dijo Mañalich, al entregar el más reciente reporte de salud del grupo de mineros.

"Con las evaluaciones clínicas que hemos podido hacer a través de nuestro 'agente médico' abajo, tenemos una idea bastante clara que sufren de deshidratación y han bajado mucho de peso", afirmó el ministro.

No obstante, eso no les ha impedido hacer bromas, agregó.

El agente médico al que se refiere Mañalich es el minero Jonny Berríos, quien con algunos conocimientos de enfermería fue designado por las autoridades para reportar desde el interior de la mina la situación de salud de los obreros, que este jueves cumplen 21 días bajo tierra.

Los mineros habrían perdido entre ocho y 10 kilos cada uno durante los 17 días en que estuvieron alimentándose de forma deficiente antes de ser contactados el domingo.

Los encargados del rescate de los mineros, en tanto, alistan la máquina con la que se abrirá un conducto de unos 70 centímetros de diámetro para sacar a los trabajadores, proceso que calculan puede tardar unos tres meses.

"Sería ingenuo pensar que ellos van a ser capaces de mantener este tremendo ánimo que nos han mostrado durante este tan largo período de tiempo", aseveró el ministro Mañalich.

Por ello, dijo, el plan incluye mantener a los 33 trabajadores sanos, bien alimentados y psicológicamente preparados, considerando que se trata del mayor rescate en profundidad en la historia de la minería.

Temas relacionados