Sacan 18 clavos del cuerpo de una criada torturada en Arabia

Los cirujanos emplearon tres horas en extraer las puntas de a quien le fueron detectados un total de 24 clavos, agujas y alfileres.

Un equipo de 19 profesionales médicos extrajo en Sri Lanka dieciocho clavos del cuerpo de una criada ceilanesa que supuestamente fue torturada por su empleador en Arabía Saudí, informaron distintos medios ceilaneses.

La operación tuvo lugar en el hospital público Andhapana, de la localidad sureña ceilanesa de Matara, y los cirujanos emplearon tres horas en extraer las puntas de la criada, L. T. Ariyawathi, a quien le fueron detectados un total de 24 clavos, agujas y alfileres.

Según informó el diario ceilanés Daily Mirror en su edición digital, los cirujanos optaron por no sacar los clavos restantes porque éstos no representaban un peligro para su salud, y con el fin de evitarle posibles complicaciones.

De acuerdo con Ariyawathi, de 50 años, la familia de Arabia Saudí para la que trabajó durante cinco meses le sobrecargaba de trabajo, y recurría a clavarle agujas y clavos cuando intentaba descansar.

Tanto el Ministerio ceilanés de Exteriores como la Agencia ceilanesa de Empleo Exterior han afirmado que hablarán del asunto con las autoridades árabes, y han anunciado la apertura de una investigación.

Además, los funcionarios de la embajada de Sri Lanka en Arabia Saudí criticaron que la empleada pudiera embarcar en un avión y salir del país sin que los clavos incrustados en su cuerpo fueran detectados por el escáner de seguridad.

"Simplemente, me abrieron el bolso y lo registraron, pero no había casi nada dentro. Eso es todo: luego me dejaron marchar. Los funcionarios no me inspeccionaron en el aeropuerto saudí", relató la supuesta víctima de tortura.

Casi dos millones de mujeres ceilanesas trabajan en el extranjero, la mayoría en Oriente Medio, y muchas de ellas lo hacen como empleadas del hogar o en servicios de limpieza.