Revista demanda a espía rusa por difundir sus fotos en Facebook

Reclamarán a Chapman una compensación 32.550 dólares y la décima parte de esa suma al diario 'Komsomolskaya Pravda".

Un semanario ruso anunció el viernes que demandará a Anna Chapman, la espía pelirroja rusa expulsada recientemente de EE.UU., por publicar sin permiso en su red social una foto hecha para una próxima edición de esa revista.

"Preparamos una demanda porque Chapman ha difundido en internet su foto, que fue hecha por nuestra editorial y que, por tanto, es propiedad intelectual nuestra", dijo a la prensa Maxim Korshunov, director de la popular revista femenina "Zhará".

Explicó que "la foto publicada por Chapman en su página en la red social Facebook y también reproducida sin autorización por el diario 'Komsomolskaya Pravda' fue hecha en el hotel Baltschug de Moscú durante una sesión encargada por la revista 'Zhará'".

El departamento jurídico de la compañía News Media Rus, que edita este semanario, precisó que reclamarán a Chapman una compensación de un millón de rublos (32.550 dólares, 25.500 euros) y la décima parte de esa suma a 'Komsomolskaya Pravda".

La prensa reveló estos días que la rusa, conocida ya en Occidente como la "agente 90-60-90" por su atractivo físico, aceptó posar para la revista, y que la sesión de foto tuvo lugar en una suite de ese céntrico hotel cuyas ventanas dan al Kremlin.

En la foto, la Mata Hari rusa aparece sentada junto a la ventana, sobre el trasfondo del río Moskova y las torres del Kremlin, ataviada con un escotado vestido que deja ver sus largas piernas y sus voluptuosas formas.

El diario digital LifeNews.ru, también propiedad de News Media Rus, publicó a su vez esa y otras fotos de Chapman y un vídeo de la sesión fotográfica, en el que la espía sexy parece una verdadera modelo.

Según LifeNews.ru, la joven, de 28 años, aceptó posar para la revista, pero sus tutores del Servicio de Espionaje Exterior de Rusia le prohibieron conceder además una entrevista en exclusiva.

Mientras, un conocido de Anna Chapman, cuyo nombre de soltera era Anna Kúschenko, aseguró a la prensa que "ella no colocó su foto en Facebook, ni había permitido su reproducción" en otros medios.

"Cuando aparecieron sus imágenes, ella me llamó para pedirme consejo, para decidir cómo podía dar a conocer que los medios que publican sus fotos no tienen derecho de hacerlo", dijo el amigo a la agencia RIA-Nóvosti.

Un corresponsal gráfico de "Zhará" confirmó a LifeNews.ru que Chapman durante la sesión fotográfica exigió en varias ocasiones que sus fotos, que la revista planeaba publicar dentro de un par de meses, no aparecieran hasta entonces en internet.

A principios de julio las autoridades estadounidenses desarticularon una red de once agentes rusos a los que luego deportaron a Moscú como parte de un canje de espías, el mayor desde la Guerra Fría.

La más popular de esos agentes fue Anna Chapman, propietaria de un negocio de ventas inmobiliarias por internet divorciada de un británico, del que conservó su apellido, debido a su atractivo y a sus fotos con poca ropa encima que circularon en internet.

Temas relacionados