Chile: seis meses del terremoto en medio del caso de los mineros

El video donde estas 33 personas dan cuenta de cómo aguantan bajo tierra estremece al mundo.

La increíble historia de los 33 mineros que sobreviven desde hace más de 20 días al derrumbe en un yacimiento en el norte de Chile ha generado una cadena de solidaridad y permitido recuperar el ánimo de un país que apenas seis meses atrás se vio azotado por uno de los terremotos más fuertes de la historia.

Cuando se conmemoran seis meses del sismo de 8,8 grados y posterior tsunami que dejaron más de 500 muertos y 56 desaparecidos, los chilenos enfrentaron un drama humano que estuvo a punto de convertirse en una nueva tragedia, aunque esta vez tuvo un final feliz.

Tras un derrumbe que obstruyó el acceso a la mina San José el 5 de agosto no se supo nada de los mineros por 17 días, hasta que el domingo pasado, a través de la sonda que los buscaba, emergió un esperanzador mensaje: "estamos bien en el refugio los 33".

La alegría que provocó esa noticia se expresó de manera espontánea: la gente salió a las calles, tocando la bocina de sus automóviles, y cerca de 1.000 personas se reunieron a celebrar en la céntrica Plaza Italia, como si se tratara de un partido de fútbol, una celebración que se replicó en el resto del país.

Especial solidaridad se ha sentido hacia los familiares de los mineros, que nunca perdieron la esperanza y se han mantenido todo este tiempo en vigilia junto al yacimiento en un improvisado campamento, convertido a estas alturas en una verdadera ciudadela con vida propia. Allí han llegado todo tipo de manifestaciones de apoyo, desde payasos para entretener a los hijos de los mineros hasta pescado frito que todos los días envían los pescadores del vecino balneario de Caldera.

También el excéntrico millonario minero Leonardo Farkas llegó hasta la mina y donó a cada una de las familias un cheque por 10.000 dólares, mientras que una fábrica se chocolates repartió unos 100 kilos de la golosina. En las redes sociales se multiplican los mensajes de esperanza y alegría por el hallazgo con vida de los mineros, con posteos que alcanzaron también a celebridades como Alejandro Sanz o el futbolista argentino Sergio Agüero. "Esto es mejor que ganar el Mundial de Fútbol", señaló un twittero el domingo pasado cuando se supo que los mineros vivían.

Para sociólogos e intelectuales la experiencia ha levantado la moral y hasta el ego a un país que lo necesitaba. "Nunca me había quedado más claro que en estos días de búsqueda de los mineros lo que es ser chileno: para los de abajo, era saber que nunca los dejaríamos de buscar; para los de arriba, saber que teníamos que encontrarlos aunque fuese a chuzo y pala", señaló el escritor y columnista Roberto Ampuero.

"Cuando todo parecía perdido la realidad adquirió contornos de prodigio. Había que celebrar y había que convencerse de que las cosas buenas también suceden, a pesar de lo que dice el sentido común o la fría estadística", dijo por su parte el analista Alvaro Matus en el diario La Tercera.

La alegría por los mineros hizo olvidar de momento que a seis meses del terremoto la reconstrucción de las zonas afectadas avanza a paso lento, con pobladores que se quejan de falta de ayuda pese al favorable diagnóstico del Gobierno. "Lejos de quebrarnos frente a la adversidad, nos propusimos metas tremendamente ambiciosas, que se cumplieron gracias a la unidad y el coraje de los chilenos", señaló el presidente Sebastián Piñera -que asumió 12 días después del sismo-, en un reciente encuentro con la prensa extranjera.

Según Piñera se construyeron más de 70.000 viviendas de emergencia en los primeros 100 días después del sismo y ya se logró restablecer la red de salud y de infraestructura del país, salvo en la región del Bio-Bio, la zona más afectada.

Pero en localidades costeras de esta región como Dichato -una pequeña caleta que quedó destruida en su totalidad por efectos del maremoto-, sus habitantes creen que los esfuerzos aún no son suficientes y piden al gobierno que al igual que los mineros, no se olviden de ellos.

A mineros atrapados les enviarán películas y cigarrillos

Temas relacionados