Earl se convierte en huracán

Se emitió un aviso de huracán para las Islas Vírgenes y Puerto Rico, incluyendo las islas de Culbera y Viequés.

La tormenta tropical Earl, en el este del Caribe, se fortaleció y pasó a ser un huracán de categoría 1, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC) estadounidense este domingo.  A las 12H30 GMT, el huracán Earl llevaba vientos de 120 km/h, dijo el NHC.

El ojo de Earl estaba 585 km al este de las islas Leeward, e iba hacia el oeste a 30 km/h.

Un alerta por tormenta tropical estaba en efecto en varias islas del este del Caribe, incluyendo San Martín, Antigua, Barbuda y Montserrat.

"Debe apurarse la concreción de medidas para proteger vidas y propiedades" en el área del alerta, dijo el NHC.

El CNH explicó en su boletín de las 12.00 GMT que se había emitido una advertencia de huracán para las islas de Antigua, Barbuda, Montserrat, San Cristóbal y las Nieves, Anguilla, San Martin, San Bartolomé, Saba y San Eustaquio.

Al mismo tiempo, se ha emitido un aviso de huracán para las Islas Vírgenes y Puerto Rico, incluyendo las islas de Culbera y Viequés.

Por su parte, "Danielle" ha ido pasando de ser un poderoso huracán de categoría cuatro a dos en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, a uno en su proceso de degradación en las aguas más frías del Atlántico Norte.

El ojo del huracán pasó muy al este de Bermuda el sábado por la noche y se mueve a 33 kilómetros por horas con vientos máximos de 150 kilómetros por hora en dirección noreste.

En la actual temporada ciclónica del Atlántico, que comenzó el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, se han formado cinco tormentas tropicales y dos huracanes.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) actualizó su pronóstico y vaticinó la formación de entre 14 y 20 tormentas y de 8 a 12 huracanes que pueden afectar a Estados Unidos, el Caribe, Centroamérica y el Golfo de México.

Los meteorólogos vaticinaron que será una temporada "muy activa" porque, de esos huracanes, entre cuatro y seis podrían ser de gran intensidad, con vientos superiores a 177 kilómetros por hora.