Gobierno mexicano autoriza la salida del país a superviviente ecuatoriano

Luis Freddy Lala Pomavilla fue el único superviviente de la masacre en la que murieron 72 inmigrantes.

El Gobierno mexicano autorizó la salida del país del ecuatoriano Luis Freddy Lala Pomavilla, único superviviente de la masacre en la que murieron 72 inmigrantes en México, reveló este lunes el subsecretario de Asuntos consultares de la cancillería, Leonardo Carrión.

El funcionario dijo en la radio Sonorama que Lala Pomavilla ha recibido el alta médica y que "el Gobierno mexicano ya autorizó su salida", por lo que avanzan en las coordinaciones para trasladarlo a Ecuador "en el entorno de una seguridad especial que debe tener".

"Se está coordinando con las autoridades mexicanas para que un avión nuestro lo traiga de regreso al Ecuador en los próximos días", dijo sin precisar la fecha.

El ecuatoriano fue herido en la garganta por los autores de la matanza, que él atribuyo a los Zetas, un grupo de sicarios metidos a narcotraficantes, pero logró escapar del lugar el pasado lunes y avisar a las autoridades de lo sucedido.

Carrión indicó que Lala Pomavilla ya no está en Tamaulipas, el estado donde ocurrió la matanza, y aunque ya recibió el alta se encuentra ingresado en un hospital de la Marina en un lugar que no precisó.

Según Carrión, Lala Pomavilla "está totalmente fuera de peligro", aunque "va a requerir un cuidado y un tratamiento ambulatorio largo, la reconstrucción de la mandíbula, curar las heridas, pero ya no requiere estar hospitalizado".

El subsecretario señaló también que Lala Pomavilla "posiblemente sea citado en los próximos meses" a México para ayudar en las investigaciones por la masacre y dijo que en ese caso viajará "bajo protección especial a México para declarar".

"Pero en este momento la seguridad mexicana y el Gobierno ecuatoriano han convenido que es mejor que regrese" a Ecuador, añadió sin descartar que el viaje podría concretarse esta misma semana, "pero dentro del esquema de seguridad", insistió.

Carrión comentó que Lala Pomavilla dijo que estuvo acompañado en su viaje por un ecuatoriano más, aunque luego dijo creer que otros cinco también eran ecuatorianos.

Según el funcionario de la Cancillería, el Gobierno ecuatoriano tiene "muchísima" información de ecuatorianos que están en EE.UU. que temen que un familiar haya sido víctima de la matanza.

El subsecretario de Asuntos Consultares de la Cancillería pidió a los ecuatorianos no arriesgar sus vidas en viajes como el que emprendió Lala Pomavilla a través de traficantes de personas, a los que sus padres, que viven en Estadis Unidos, pagaron unos 11.000 dólares.

Temas relacionados