Presidente Lula lanzó proyecto para fomentar turismo en las favelas

La inversión en la primera fase del proyecto será de unos US$130.000.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva lanzó este lunes en Rio de Janeiro un proyecto piloto para fomentar el turismo en las favelas ya pacificadas, en las que narcotraficantes fueron expulsados para ser reemplazados por unidades de policía comunitarias.

"Nosotros los de mi generación, precisamos recuperar el tiempo perdido para que nuestros hijos no precisen llamar ningún barrio de favela, para que todo barrio, todos sean comunidades, como los otros", aseguró el mandatario al inauguran el proyecto "Rio Top Tour", que permitirá a turistas visitar con plena seguridad esas favelas controladas.

La iniciativa fue lanzada en un gimnasio de ensayo de una escuela de samba del Morro Dona Marta, la primera favela que fue pacificada por las autoridades a fines de 2008 en Botafogo, en la zona sur y turística de la 'Ciudad Maravillosa', que en 2016 será sede de los Juegos Olímpicos.

La inversión en la primera fase del proyecto será unos 130.000 dólares.

Lula se manifestó partidiario de extender este proyecto a todo Brasil.

Según el Ministerio del Turismo, en colaboración con la secretaría de turismo del estado de Rio, la idea es sacar provecho del potencial turístico de las favelas -hoy denominadas comunidades- utilizando la mano de obra local. En principio, unos habitantes serán formados profesionalmente, como guías principalmente.

El gobierno federal abrió una línea de crédito para la renovación de comercios, las cooperativas de artesanos y otras actividades en esas áreas.

Electo en enero de 2007, el gobernador de Rio, Sergio Cabral, había anunciado desde entonces una lucha "sin tregua" contra los narcotraficantes y ordenó frecuentes operaciones policiales en las favelas.

También, creó las Unidades de Pacificación Policiales (UPP), una nueva policía comunitaria formada para trabajar en esas comunidades 'liberadas'. De hoy al 2012 se pretende beneficiar directamente a unas 210.000 personas de 59 favelas cariocas.

La violencia urbana es un problema endémico en Rio, donde unas dos millones de personas viven en cerca de mil favelas, muchas en áreas turísticas.