Ecuador rechazó críticas de Honduras en caso de sobreviviente de masacre México

Rafael Correa reveló que hubo otro sobreviviente hondureño en masacre de emigrantes en estado mexicano.

El Gobierno de Ecuador rechazó las críticas del Ejecutivo hondureño contra el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien reveló que hubo otro sobreviviente hondureño de la masacre de emigrantes, perpetrada por una banda criminal hace dos semanas en el estado mexicano de Tamaulipas.

La Cancillería de Ecuador, en un comunicado oficial, tildó de "inaceptables" las declaraciones del Gobierno hondureño y dijo que esa reacción se debe a que Quito no reconoce la legitimidad del Ejecutivo de Tegucigalpa.

El canciller de Honduras, Mario Canahuati, calificó esta mañana como una "irresponsabilidad" el hecho de que Correa haya revelado que era hondureño el segundo sobreviviente de la masacre de emigrantes en México, además de un ecuatoriano.

Ecuador, que mantiene rotas sus relaciones diplomáticas con Tegucigalpa, rechazó, "frontalmente, los inaceptables calificativos del ilegítimo Gobierno de Honduras" contra Correa.

Esa postura de Honduras, según la Cancillería ecuatoriana, es "una reacción a la posición que el Ecuador ha mantenido de no reconocer a un Gobierno que favorece la impunidad a favor de los responsables de un golpe de Estado", el del 28 de junio de 2009, cuando fue derrocado del poder el entonces presidente Manuel Zelaya.

Además, precisa el texto, el Gobierno del presidente hondureño, Porfirio Lobo, "no ha dado los pasos suficientes para garantizar la gobernabilidad, la reconciliación y la restauración del orden constitucional y la democracia" en ese país.

Asimismo, recuerda que el Gobierno de México "ha confirmado, oficialmente, mediante una nota de prensa, lo dicho por el Presidente de Ecuador", en el sentido de que el otro sobreviviente de la masacre de 72 emigrantes en Tamaulipas era hondureño.

Hasta ahora se conocía que un ecuatoriano era el único sobreviviente que logró escapar del rancho donde ocurrió la matanza y el 23 de agosto contactó con miembros de la Marina mexicana, a quienes reveló detalles de la masacre.

El ecuatoriano, identificado como Freddy Lala, regresó a su país el pasado lunes y en declaraciones a las autoridades habría revelado que un hondureño también se salvó de la matanza.

"Ya se encuentra seguro en el país nuestro hermano Freddy Lala, el único sobreviviente, en verdad nos cuenta que hubo otro sobreviviente, no queremos poner en riesgo, un hondureño", dijo Correa a periodistas en Quito.

Ello generó la reacción de Tegucigalpa, por considerar que esa revelación ponía en riesgo la vida del sobreviviente hondureño.

"Lamentamos la irresponsabilidad con que esta noticia salió al aire, particularmente porque un alto dignatario debería de darse cuenta cuándo debe hablar, cuándo debe ser prudente y cuándo sus palabras ponen en riesgo la vida de las personas", replicó el canciller hondureño.